Skip to content

Historia de adopción de una niña con discapacidad conmueve al mundo

Gran inspiración para todos. 

Esta historia ocurrió en la localidad de Bariloche, Argentina cuando una niña de 13 años con multidiscapacidad, fue adoptada legalmente por Florencia Souto después de haber convivido con ella y su familia durante varios años. 






En una entrevista con el medio LM Cipolletti, Florencia narró como fue el proceso desde que la conoció hasta que recibió la sentencia del Poder Judicial Provincial de Río Negro que habilitaba la adopción legal de la pequeña:

“La conocí cuando trabajaba en un hogar para personas con discapacidad y en conjunto con mis dos hijos decidimos llevarla a casa para que pueda tener otra vida, que pueda tener familiares, amigos, gente que la quiera. Que se pueda ir de vacaciones y celebrar sus cumpleaños y las fiestas de fin de año”. 






Y agregó que ella “es un ser especial que nos viene a enseñar que nada es imposible en la vida. La primera vez que la ví, me abrazó y me dijo mamá, fue amor a primera vista. Nosotros teníamos los medios y recursos para poder darle amor y ayudarla a salir adelante, de a poco comenzamos a integrarla con los nenes, encarar toda la parte médica y toda mi familia comenzó a ser suya también”. 

Y es que aunque la pequeña nació con varias discapacidades agravadas por epilepsia y problemas respiratorios y cardíacos, lamentablemente tenía bajas probabilidades de ser adoptada. Sin embargo, esta situación no fue una limitante para Florencia quién estaba decidida en iniciar el proceso de adopción y comentó que “no es fácil pero tampoco imposible, los chicos con discapacidad se merecen oportunidades, porque tienen mucho amor para dar, no tienen maldad, te llenan el alma, tienen un agradecimiento tan importante”.






Esta historia fue difundida por la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia de Argentina y fue celebrada en distintas partes del mundo inspirando a  otras personas a adoptar a personas con discapacidades. Al respecto Florencia mencionó que su mensaje “es que no se pierdan la experiencia de darle la posibilidad a estos chicos porque el amor los ayuda y a uno también, a ser mejores personas y a ver la cosas de otra manera”.