Skip to content

Hombre no vidente cumplió su sueño y se titula de abogado

Su historia está inspirando a más personas para que nunca se den por vencidas.

Edgar Villasboa es un hombre no vidente de 31 años de Paraguay con una gran historia de perseverancia ya que en noviembre del 2020 se tituló como abogado de la Universidad Nacional de Pilar en su país.

Edgar es originario de un pequeño pueblo llamado San Juan Bautista de Ñeembucú y migró hacia la ciudad para cumplir con su sueño de estudiar, y aunque el proceso no fue fácil, consiguió un trabajo como recepcionista de teléfono para la Municipalidad de Pilar, lo cual le permitió ahorrar para empezar sus estudios y cumplir con su objetivo de graduarse.

Ante esto, Edgar comentó para el medio Extra como fue el proceso de adaptación de pasar a vivir en un pueblo a la ciudad: “Como todo estudiante que viene del interior, pasé por muchas cosas. Le debo mucho a mis compañeros y a las familias que me acogieron y estuvieron conmigo siempre, gracias a eso pude superar muchas barreras que como persona con discapacidad nos pone la misma sociedad”.





 

A pesar de esas dificultades, en el ámbito educativo Edgar fue muy afortunado ya que tuvo muy buenos compañeros con quienes estudiaba y le ayudaban leyendo las lecciones en voz alta y también debatían con él los textos para prepararse para los exámenes. 

Adicionalmente, la familia de Edgar siempre lo apoyó para que saliera adelante con todos sus sueños, aunque muchas personas le dijeron a su mamá que él no llegaría muy lejos por su discapacidad.

Edgar está muy orgulloso de su logro y mencionó “Con esto busco mejorar en el ámbito laboral y ya estoy listo para el juramento para tener mi matrícula como abogado”.





 

Además, Edgar recibió unas felicitaciones muy especiales por parte del Decano Dr. Víctor Encina Silva quien a través de un comunicado por la cuenta oficial de Facebook de la Universidad Nacional de Pilar mencionó: 

“Ejemplo de persona digna de ser emulado. Es una inmensa alegría para nosotros haber contribuido a su formación profesional y por sobre todo, compartir con una persona maravillosa, de un optimismo espontáneo y constante. Nuestra felicidad es enorme”.

Tras darse a conocer la historia de Edgar ha inspirado a miles de personas en el mundo y en la entrevista dedicó unas palabras para personas que pasan situaciones similares a las de él:

“El mensaje que quiero dar es que no decaigan, que tengan mucha fuerza, estudien, especialmente las personas con discapacidad que por más dificultades que nos ponga el destino, podemos salir adelante con el apoyo de los compañeros y familiares. Siempre hay que luchar por nuestros sueños”.