Skip to content

Hombre sordomudo rescata a su perro de un voraz incendio

Perdió todo menos a su mejor amigo.

Esta asombrosa historia ocurrió en la ciudad de Mexicali perteneciente al estado de Baja California en México, cuando un hombre sordomudo llamado Mario estaba durmiendo en su casa cuando empezó un voraz incendio a las dos de la madrugada.

Varios de los vecinos de Mario se dieron cuenta que su casa se estaba incendiando rápidamente y aunque contactaron a los bomberos, todos estaban muy angustiados porque el mexicano no salía de su casa y es que al ser sordomudo no podía escuchar los gritos de las personas en la calle, tal como lo mencionó Soledad Lamas, vecina de Mario en una entrevista al medio Milenio: “Lo peor es que ya tenía mucho (tiempo) prendida la casa y el señor no salía. La verdad, nosotros creíamos que ya no iba a salir”.





 

Sin embargo, después de unos minutos Mario despertó por el humo y por el olor a quemado proveniente de la madera y del plástico de unas copas que vende en una colonia cercana a su casa. 

De esta manera, Mario logró salir de su casa entre las llamas e inmediatamente fue asistido por los bomberos que ya se encontraban en la escena y aunque Mario había sobrevivido del voraz incendio, estaba muy angustiado porque no sabía dónde se encontraba su mejor amigo.

Ante la situación, Mario preguntó a sus hijas en señas si sabían dónde estaba Gordo, su hermoso perrito pitbull que lo ha acompañado por cuatro años, pero lamentablemente sus hijas no lo habían visto y temían que estuviera muerto por el incendio dentro de la casa.






Por fortuna, unos segundos después el perro ladró y las personas empezaron a buscarlo y fue justamente Mario quien lo vió debajo de su carro y de inmediato agarró una manguera para abrir camino entre el fuego y correr hacia él para salvarlo.

El rescate dejó impresionados a todos por el increíble sentimiento de amor y alivio que mostró Mario, al poder salvar a su mejor amigo tal como se observa en la imagen que inmortalizó este momento.





 

Mario expresó con señas al respecto “Sentí que me apachurraban el corazón, y cuando lo miré, grité de la felicidad y sentí un alivio, un alivio total de poder verlo”. Y es que para el mexicano lo más importante era la vida de su mejor amigo y aunque su casa quedó totalmente devastada, afortunadamente la comunidad y las autoridades le ofrecieron ayuda para poder reconstruir su hogar.