Skip to content

Humilde joven caminó kilómetros con toga y birrete sin saber que eso cambiaría su vida

Corey Patrick, un estudiante de 19 años de edad, nunca pensó que un acto tan común y ordinario para él, como ir caminando hacia su escuela, le cambiaría la vida por completo. 

El joven tenía la costumbre de levantarse todos los días a las 4:30 de la madrugada, para tomar un autobús que lo llevara a su escuela secundaria en Birmingham. 





Corey se levantaba muy temprano para cumplir sus obligaciones en la escuela. Una costumbre natural para él pero otros lo consideraban algo extraordinario. 

Fue visto por los transeúntes caminar kilómetros para poder llegar a tiempo a su ceremonia de graduación. Una de las personas que fue testigo de su increíble hazaña publicó una foto en las redes sociales que se hizo viral. 

Después de que su fotografía se hiciera viral en redes sociales, se supo que la familia del joven no disponía de suficientes recursos económicos, por lo que no podían darse el lujo de tener un auto. Sin embargo, Corey estaba decidido a obtener su diploma del “Tarrant High School”. 





Corey debía levantarse todos los días a las 4:30 de la mañana puesto que su familia se vio obligada a cambiarse de domicilio, desde donde tarda 90 minutos caminando para poder llegar a un lugar de acceso al transporte público. 

El día de su graduación jamás imaginó que cautivaría a tantas personas. Rickey Smiley, un presentador de radio local, se valió de las redes sociales para localizarlo. Smiley quiso aplaudir su sacrificio y premiar al joven que conmovió a tantos en las redes sociales. 

El locutor recibió a Corvey con un increíble auto para premiar su perseverancia y dedicación. “Es un gran joven. Es muy callado, reservado, humilde y a veces se pone un poco testarudo, pero es un niño muy obediente y estoy orgullosa de Corey”, dijo su madre, Felicia White.





La historia de este joven es una gran lección para todos. Es gratificante saber que personas como Corey sean recompensados.