Skip to content

Joven con Asperger fue seleccionado en dos carreras con las mejores notas

“Estoy feliz y orgulloso”.

El protagonista de esta historia es Carlos Eduardo Marques de Almeida Maciel, un joven de 18 años con síndrome de Asperger originario de Brasil, quien recientemente fue seleccionado para estudiar dos carreras universitarias, gracias a su perseverancia y excelencia académica.






En una entrevista con el medio brasileño G1, Sandra Maciel, mamá del joven, mencionó que toda la familia está muy orgullosa de Carlos, ya que por su condición él se distrae con facilidad y su último año en la preparatoria fue particularmente complejo por tener que estudiar en línea por la pandemia. A pesar de las dificultades, él nunca se rindió y continuó esforzándose para obtener buenas calificaciones para las admisiones de las universidades.

El esfuerzo de Carlos dio frutos ya que quedó en el segundo puesto general en el Sistema de Selección Unificado y fue aprobado para la carrera de Diseño Gráfico en el Instituto Federal de Pernambuco, ganó un lugar en Ingeniería de Software en la Universidad de Pernambuco y también empezó a estudiar Sistemas de Información en una Universidad privada en la localidad de Vitória. 






En la entrevista con G1, Carlos mencionó sobre su emoción al recibir el resultado del Sistema de Selección Unificado, con la segunda puntuación más alta para la entrada a las universidades. “Estoy feliz, muy feliz. Orgulloso, en realidad. Hubo toda una agonía al prepararme para el tercer año y esperar, pero estoy feliz”.

Adicionalmente, Sandra mencionó que estos son logros muy importantes para su hijo, puesto que durante sus primeros años en la escuela, él no era comprendido por los niños y maestros pero cuando fue diagnosticado con Síndrome de Asperger cuando tenía 11 años, hicieron todo lo posible para ayudar a que el se logre integrar e iniciaron un tratamiento: “No le gustaron las terapias en la primera clínica. Fue en la segunda clínica que se adaptó y hoy en día, hace terapia de grupo allí y ayuda a los niños más pequeños, es una gran inspiración”.





 

De esta manera, Carlos desarrolló muchas habilidades como el diseño gráfico y el dibujo y también descubrió otros gustos en el jiu-jitsu y los juegos electrónicos. Y para su futuro académico mencionó que espera poder cursar dos carreras una por la mañana y otra en la noche para cumplir un sueño más.