Skip to content

Este joven esta iluminando su aldea usando el poder de un río

Este joven esta iluminando su aldea usando el poder de un río-NATION

Con solo 25 años de edad y mucho ingenio John Magiro está iluminando aldeas remotas de Kenia.

Tiene apenas 25 años y su entorno humilde no le ha permitido ser educado, pero con su ingenio y compromiso, un hombre keniano ha logrado suministrar electricidad a cientos de hogares generando energía hidroeléctrica desde un río que cruza su remota aldea en el centro de Kenia. .

Fue el dinamo de una bicicleta lo que llamó la atención de John Magiro, lo que lo llevó a creer que con un sistema similar podía obtener electricidad de la fuerza del agua en Ireke Falls, por lo que desmontó los alternadores de automóviles e incluso la radio de su madre en busca de Partes que necesitaba para diseñar una mini hidroeléctrica.

Este joven esta iluminando su aldea usando el poder de un río-NATION





Magiro camina a través de las altas montañas de la aldea de Ireke, en el condado de Muranga, con su vestido morado, su casco de seguridad y una cuerda resistente alrededor del cuello, siempre dispuesto a responder a la llamada de cualquier vecino porque está decidido a “transformar a la comunidad”.

Desde 2013, su proyecto ha cubierto 2 kilómetros de su aldea y ha llevado luz a unas 300 casas que antes utilizaban queroseno, baterías y diesel.

Cuando tuvo éxito, el Fondo Fiduciario para el Medio Ambiente (Netfund) y la organización ambientalista World Wildlife Fund (WWF) se interesaron en su respeto por el medio ambiente, apoyando al joven keniano con la expansión de su proyecto para que pudiera beneficiar a más personas.

Este joven esta iluminando su aldea usando el poder de un río-NATION





Magiro luego construyó una barrera en el río Congo con troncos y tablas para controlar la fuerza del agua, y ahora dos tuberías modestas fluyen hacia una pequeña choza de cemento y láminas que alberga dos alternadores con los que logra una fuerza de 75 kilovatios, aunque Se espera alcanzar los 1.110 kW.

Los cables se suben a un delgado poste de madera, sobre el cual Geoffrey, una de las cuatro personas que Magiro ha podido contratar, trabaja, encaramado en dos pilotes de hierro mientras supervisa la conexión.

Para los residentes de Mihuti, Magiro es casi un héroe. “Nos salvó de la oscuridad para traernos luz (electricidad). Realmente aprecio su esfuerzo, nuestra vida ha mejorado mucho”, dice Shem Chegue, una de las personas que se beneficia del proyecto.

Este joven esta iluminando su aldea usando el poder de un río-NATION

Para Chegue, no solo se trata de tener o no luz, sino que ahora pueden ver la televisión, cargar un móvil o cocinar. “Nos hizo crecer mentalmente también, porque ahora, por ejemplo, podemos ver el boletín de noticias”.

Aunque el poder llega en forma reducida a estas aldeas desde la empresa pública “Kenya Power”, la factura de 500 chelines kenianos al mes (4,3 euros) no es asequible para las personas que sobreviven con menos de un dólar al día. Con la solución de Magiro, los residentes obtienen electricidad por 200 chelines.

“En este momento no tengo ganancias”, dice Magiro, quien invierte el dinero ganado para mejorar su proyecto.

Este joven esta iluminando su aldea usando el poder de un río-NATION





Quiere extender los 2 km de asentamiento informal que ya ha conectado a un área de 30 km y ofrecer electricidad a 280 personas más.

Para hacerlo, Magiro estima que necesita 8 millones de chelines, un desafío para el cual, dice, no recibe ninguna ayuda del gobierno de Kenia.

“Si tenemos suficiente electricidad, todo es posible”, dice con entusiasmo.

Al joven keniano le encantaría poder estudiar ingeniería en la universidad para adquirir más conocimientos y continuar transformando comunidades en Kenia.

Este joven esta iluminando su aldea usando el poder de un río-NATION



Este joven esta iluminando su aldea usando el poder de un río
¡Calificanos!

Comments

comments