Skip to content

Joven mexicano que vendía frutas y verduras en su niñez, se gradúa de doctor con honores

Su mamá siempre le inculcó sobre la importancia de la educación para cumplir sus sueños.

El protagonista de esta hermosa historia de superación es Ricardo Pedro Pablo un joven originario de un pequeño pueblo en el norte del estado de Oaxaca en México, quien dio todo de sí para poder estudiar. 

Y es que debido a las dificultades económicas que enfrentaba su familia, Ricardo empezó a trabajar desde muy pequeño vendiendo frutas y verduras para ayudar a su mamá y para poder reunir algo de dinero que le permitió acceder a la educación superior.





 

De esta manera, Ricardo logró ingresar a la facultad de química de la UNAM en Ciudad de México donde se destacó como un excelente alumno y gracias a todos sus esfuerzos y dedicación, obtuvo una beca de la CONACYT para estudiar en el Instituto Tecnológico de Massachusetts en la ciudad de Chicago, en Estados Unidos.

Finalmente, en el 2012 se graduó con honores como doctor con especialidad en fisicoquímica, convirtiéndose en el orgullo de toda su familia y en una entrevista con el medio El Universal, Ricardo agradeció a su mamá por todo su apoyo y aprendizaje desde que era un niño y vendía frutas y verduras para poder cumplir sus sueños. “Mi mamá me decía que la educación es algo que me podía sacar adelante, y entendí que hay una recompensa por echarle ganas”.





 

Durante la ceremonia de graduación en el 2012, Ricardo estaba muy feliz por su logro académico y también porque consiguió que su mamá pudiera estar junto a él en ese día tan especial. Y ella muy orgullosa de sus raíces, vistió el tradicional huipil de la región de la Cuenca en Oaxaca para la ceremonia. 

Adicionalmente, Ricardo mencionó en la entrevista con El Universal que sus planes a futuro son continuar con su formación académica con un postdoctorado y realizar diversas investigaciones en el laboratorio del MIT.





 

¡Sin duda, un gran ejemplo de perseverancia!