Skip to content

Joven pasó de tener una vida pobre en Haití a trabajar en Microsoft

A pesar de la pobreza en su país natal, logró 4 títulos académicos antes de cumplir 30 años, convirtiéndose en un ejemplo de perseverancia. 

Stevens Bonhomme es un joven de 29 años originario de Puerto Príncipe, Haití, que en la actualidad radica en Estados Unidos y en una publicación reciente en su cuenta de Facebook escribió un emotivo mensaje contando sus logros académicos para incentivar la perseverancia en las personas.

A pesar de las adversidades de pobreza extrema en su país natal, Stevens logró salir adelante como relató en su publicación al “no permitir que su situación definiera su valor, sino que maximizó cada oportunidad que se le brindaba”. 





 

Su compromiso lo llevó a alcanzar todas sus metas y actualmente trabaja para Microsoft y también como docente universitario para empoderar a los estudiantes con su propio ejemplo para demostrarles que todo se puede lograr. 

Puesto que desde el año 2013 que dejó Haití el joven ha acumulado 4 logros académicos: un título de asociado en Economía, una Licenciatura en Economía Empresarial, una Maestría en Economía Aplicada y un Doctorado en Administración de Empresas.





 

Su impresionante ímpetu académico se debe a un evento en particular que marcó la vida de Stevens y fue estar presente en el destructivo terremoto de Haití en el 2010, ya que este mató a más de 100.000 personas entre ellos varios amigos y conocidos de él.

Y tras haber presenciado las consecuencias del devastador terremoto en su ciudad, las ganas de mejorar la calidad de vida de los habitantes fue su principal motivación para salir adelante y estudiar en el extranjero. 

Actualmente, Stevens espera poder adquirir más experiencia con sus trabajos para algún día retornar a Haití y convertirse en Ministro de Economía para contribuir a bajar los índices de hambruna y miseria que tanto afectan a la población de su país natal. 





 

En una entrevista para su universidad, manifestó que incluso sus aspiraciones son llegar a ser Presidente de Haití: “Quiero construir una estabilidad financiera para mi y para mi familia y después quiero hacer lo mismo para mi país”. 

Sin duda un joven con un gran futuro por delante y que es de gran inspiración para muchas personas promoviendo su pensamiento:

“Si puedes moldearlo en tu mente, lo encontrarás en tu vida. Sea cual sea la situación, sigue subiendo”.