Skip to content

Joven regala una moto a su padrastro en agradecimiento por ayudarle a pagar dos carreras

“No se imaginan cuántas veces lo he visto sobrecargarse de trabajo para que yo pudiera estudiar”, expresó. 

Estudiar una carrera universitaria puede ser muy complicado para muchos jóvenes, sobre todo cuando los recursos económicos de sus familiares son limitados y no pueden cubrir los gastos de las matrículas y las mensualidades. Ante esta situación, algunas personas intentan otros métodos de financiamiento como becas estudiantiles para poder disminuir los gastos académicos, pero aún así no siempre es suficiente.

Una joven paraguaya llamada Diana Pérez Jara, vivió de primera mano las dificultades de los altos costos de las carreras universitarias pero afortunadamente contó con el apoyo incondicional de su papá adoptivo, quien trabajó incansablemente como zapatero para poder cumplir con sus sueños académicos.





 

Al respecto, Diana relató en su cuenta de Facebook que un día día les comentó a sus papás que anhelaba estudiar dos carreras universitarias: Derecho y Escribanía Pública, sin embargo su mamá le manifestó que no tenían dinero suficiente y solo podían pagar una de las carreras.

“Llorando entré a mi pieza hasta que se acercó este señor (de la fotografía) y me dijo: ‘hasta que me duelan los dedos voy a trabajar, pero vas a estudiar Derecho y Escribanía’. No saben la sonrisa que me puso en mis labios y fui la hija más feliz”, relató.

El hombre que Diana hacía referencia en la fotografía es “Don Derlis” como le dice cariñosamente a su papá adoptivo, ya que su papá biológico tuvo un accidente cuando ella tenía 1 año y lamentablemente falleció. “No se imaginan cuántas veces lo he visto sobrecargarse de trabajo para que yo pudiera estudiar” agregó en la publicación.





 

Después de aquella conversación, Diana inició sus dos carreras universitarias y tal como lo había prometido Don Derlis, él trabajó arduamente “pegando y cosiendo zapatos” para conseguir el dinero y pagarle sus estudios.

“Nunca defraudé a mis padres y culminé exitosamente mis carreras. La vida me dió revancha y hoy puedo brindarles un poco de lo que ellos me brindaron a mí”, expresó.

Adicionalmente, en agradecimiento a todo el esfuerzo y apoyo que tuvo Don Derlis con Diana, ella decidió darle un regalo muy especial, ya que su papá además de ser zapatero también administra un refugio de perros abandonados y todos los días se trasladaba con un motocicleta vieja para rescatar perritos sin hogar y llevarlos al refugio. Por lo tanto, Diana optó por regalarle una motocicleta nueva para que pueda seguir haciendo su noble labor, pero ahora con más comodidades y seguridad.





 

“Él me entregó dos títulos universitarios y yo le entrego este. Felicidades al señor más noble”, concluyó en su publicación junto a una tierna fotografía del momento.