Skip to content

Mujer con demencia se refugia en los brazos de su esposo: “No lo recuerda, pero se siente a salvo”

“Si eso no es amor verdadero, no sé que es”, escribió Kelli Taylor sobre la relación de sus padres. 

Cuando las parejas deciden estar juntas para siempre, generalmente dicen que estarán en las buenas y en las malas en sus votos matrimoniales, y aunque no todos cumplen con esta declaración, también existen ciertas parejas que representan a la perfección la lealtad de ese juramento, tal como lo demostraron Phyllis y Stan, una pareja de esposos, que estuvieron el uno para el otro durante una enfermedad.





 

La historia de estos esposos se viralizó en internet en el 2018 cuando Kelli Taylor compartió en su cuenta de Twitter que su mamá, Phyllis, había sido diagnosticada con demencia a sus 53 años y después de cinco años batallando había llegado a la etapa final de su enfermedad y aunque eran momentos muy difíciles para su familia, su papá no dejaba de cuidar cariñosamente de su esposa en todo lo que estaba en sus manos.

Además, cuando Phyllis se encontraba en las últimas etapas de su enfermedad y había perdido gran parte de sus recuerdos, incluído a su esposo Stan, aún se sentía segura en sus brazos, por lo que solía pedirle si podía recostarse y dormirse sobre él. En una de esas ocasiones, Kelli les tomó una fotografía e inmortalizó una tierna escena que se viralizó rápidamente en redes sociales.





 

“Mis padres llevan 34 años casados. Mi madre se encuentra en las etapas finales de la demencia de inicio joven (diagnosticada hace 5 años, a los 53 años). Mi papá la cuida a tiempo completo”, escribió Kelli en la descripción de su publicación en Twitter, junto a la fotografía de ellos abrazándose mientras Phyllis dormía.

“No siempre recuerda su nombre, pero sabe que está a salvo con él. Si eso no es amor verdadero, no sé qué es”, añadió en Twitter.





 

Lamentablemente, después de un mes de la publicación en abril de 2018, Phyllis falleció el 27 de mayo del mismo año. “Ha sido un viaje largo e insoportable con muchas pérdidas a lo largo del camino, por lo que estamos aliviados de que ella ya no esté sufriendo. Pero eso no alivia el dolor de esta pérdida final. Estoy desconsolada. No puedo creer que ya no pueda abrazarla”, escribió Kelli.

A pesar del triste desenlace de la historia, la fotografía de Phyllis y Stan continúa inspirando a miles de personas que conocen su historia y admiran el maravilloso amor de la pareja, que se demostró a la perfección después de más de 34 años de matrimonio, siendo fieles a su compromiso de estar juntos en las buenas y en las malas.