Skip to content

Mujer que no podía tener hijos adopta a un bebé que fue abandonado en una camioneta

El bebé fue encontrado a la intemperie en condiciones terribles, fue llevado a un hospital donde lo atendió una especialista que después se convirtió en su mamá. 

Lorraine Nichols pasó muchos años intentando ser mamá bajo varios métodos, sin embargo, a sus 46 años lo consiguió de una manera inesperada luego de estar en el lugar y momento correcto, cuando atendió a un bebé recién nacido que había sido abandonado en una camioneta.





 

Según detalló el medio Tallahassee Democrat, Lorraine había gastado miles de dólares junto a su esposo Charles Nichols en fertilización in vitro, pero lamentablemente como padeció de cáncer de mama en dos ocasiones los médicos le aconsejaron que sería mejor desistir de ese tratamiento puesto que las hormonas podrían generar que el cáncer regrese. 

Ante esta situación Lorraine y su esposo decidieron que adoptarían, pero justo una semana antes de contactar a un abogado privado para el proceso de adopción, Lorraine, quien es terapista respiratoria y trabaja como supervisora en el Tallahassee Memorial Healthcare, se encontraba en la sala de emergencias cuando unos paramédicos llevaron a un bebé recién nacido que tenía hipotermia luego de haber sido abandonado poco abrigado en una camioneta a la intemperie a 9 grados centígrados. 





 

Después de las revisiones pertinentes de los médicos, Lorraine se conmovió por la situación del pequeño que apenas tenía entre 5 a 7 días de nacido y decidió contactar a su esposo para contarle sobre el bebé que había atendido y posteriormente decidieron que lo adoptarían.

Luego de cuatro días en el hospital, el bebé a quien llamaron Caleb ‘Charlie’ Nichols, fue dado de alta y la pareja pudo llevarlo a casa para que conozca su hogar definitivo y después de cuatro meses el proceso de adopción concluyó y el pequeño Charlie formó parte oficial de la familia Nichols.






Adicionalmente, Lorraine relató que aunque siempre había querido ser mamá, cuidar de un recién nacido fue un gran reto pero gracias al conocimiento de su esposo, quien es 20 años mayor a ella y tuvo tres hijos en su primer matrimonio, pudieron salir adelante y mencionó que poder disfrutar de la maternidad ha sido lo más hermoso que le ha pasado y se siente muy afortunada de poder ser la mamá de Charlie.