Skip to content

Mujer que tuvo que dejar la escuela para trabajar en el campo termina la primaria a los 89 años

En tercer grado abandonó sus estudios para ayudar a su familia pero a sus 89 años cumplió su sueño de terminar la primaria y recibirá su diploma.

La protagonista de esta historia es Hilda Ramírez, una mujer de 89 años que recientemente retomó y terminó la primaria luego de haber tenido que postergar sus estudios durante décadas ya que desde muy temprana edad tuvo que empezar a trabajar en el campo para poder ayudar a su familia.

Hilda es originaria de Quebracho, una zona rural de la provincia de Entre Ríos en Argentina, y cuando cumplió 7 años comenzó a ayudar en las tareas del campo, sin embargo por la difícil situación económica de su familia tuvo que dejar de estudiar la primaria cuando estaba en tercer grado en la Escuela N° 63 Yapeyú y se dedicó por completo a trabajar.





 

En una entrevista con el medio argentino El Once, Hilda recordó que “era trabajo de plantar zapallo, papa, todas esas cosas… Y ayudar a mi papá, a mi mamá en la casa. Mi mamá era costurera, cosía para muchas familias de ahí, y yo repartía las costuras a caballo. En ese momento no era camino de asfalto, era de barro”.

Con el paso de los años, Hilda continuó trabajando, formó una familia y tuvo nuevas responsabilidades, pero sus deseos de retomar la primaria se mantuvieron a lo largo de su vida hasta que finalmente a principios del 2015 decidió registrarse en una escuela para adultos y volvió a estudiar durante 1 año hasta que su esposo empezó a tener problemas de salud y optó por abandonar la escuela para poder cuidar de él.





 

Un tiempo después, en el año 2018 Hilda fue diagnosticada con un tumor cancerígeno pero afortunadamente tuvo éxito con una operación y nunca se rindió. Sin embargo, Hilda pasó por un nuevo reto y tres años después quedó viuda luego de casi 65 años de matrimonio con su esposo Bernardo Ramírez.

A pesar de la tristeza de haber perdido a su pareja de tantos años, Hilda decidió que le daría una nueva oportunidad a los estudios y en el 2021 retomó la escuela en plena pandemia y cada día camina veinte cuadras para ir y regresar de la Escuela Primaria de Jóvenes y Adultos N° 114 Hans Christian Andersen, institución que le otorgará su diploma a finales del 2021 junto a los demás graduados.





 

De esta manera Hilda ha dado un maravilloso ejemplo de dedicación y perseverancia, demostrando que nunca es tarde para cumplir sus sueños. Además, la octogenaria resaltó en una entrevista con el medio Infobae que la educación es un pilar fundamental e incluso mandó un consejo a las nuevas generaciones: “Yo les aconsejo que estudien, que vayan a la escuela, ahora que pueden aprovechar porque hay muchos medios para poder hacerlo… Yo ahora voy a tener por primera vez mi diploma de primaria y no se imaginan la felicidad que me da eso”.