Skip to content

Niña con síndrome de Down recibió una muñeca inspirada en ella.

No podía estar más feliz al verse representada en una muñeca.

La empresa irlandesa Lottie Dolls decidió crear una muñeca con síndrome de Down inspirada en una pequeña de 6 años llamada Rosie Barnett para conmemorar el Día Mundial del Síndrome de Down. 






La marca de juguetes llamó a la muñeca Rosie Boo en honor a la pequeña, ya que un año atrás sus papás compartieron fotografías de su hija jugando con una versión de tamaño completo de la casa de árbol Lottie Doll y al conocer su historia, se prepararon para la creación de Rosie Boo que tiene las facciones características de las personas con síndrome de Down y el mismo corte y tono de cabello de Rosie. La muñeca también tiene unos calcetines coloridos, que es el símbolo que se utiliza para celebrar el Día Mundial del Síndrome de Down, así como las botas de apoyo que utilizan para ayudarse a caminar.

En una entrevista con el medio británico Daily Mail, Jason Kneen el papá de la pequeña, comentó que está muy emocionado que su familia pueda ayudar a crear conciencia sobre esta condición: “estamos encantados, especialmente en esta época del año, de poder crear conciencia sobre el síndrome de Down y educar a los niños sobre las diferencias que conlleva el síndrome de Down y lo que hace que estos niños sean especiales”.






Adicionalmente, Jason precisó que las muñecas de Lottie Doll son muy inclusivas y diversas lo cual genera un buen impacto para los niños. “Hemos aprendido que jugar con juguetes con diferencias, ayuda a desarrollar la empatía en los niños antes de que la cultura determine cómo debemos reaccionar ante las diferencias. Para mí esa es una de las cosas más poderosas que hemos descubierto sobre el juego de muñecas: el impacto positivo que puede empoderar a los niños, pero también potencialmente ayudar a reducir el acoso al normalizar las diferencias”. 

El papá de Rosie agregó que “es increíblemente poderoso para los niños ver una muñeca a su semejanza, pero es igualmente importante que todos los niños tengan una caja de juguetes diversa”. Y resaltó que Lottie Dolls se ha esforzado por crear muñecas “con diferentes discapacidades, diferentes tipos de cuerpos, y esta es una gran oportunidad, por la información adicional que se incluye en el empaque”.





 

Finalmente, Lottie Dolls anunció a través de sus redes sociales y página web, que la muñeca de Rosie Boo está a la venta y que donarán £1 por cada muñeca que vendan para una organización benéfica local para el síndrome de Down.