Skip to content

Niña prodigio de 10 años, gana beca universitaria para estudiar en EE.UU.

Sueña con ser doctora.

La protagonista de esta historia es Samantha Pardo Wilches, una niña prodigio de 10 años originaria de la ciudad de Cartagena al norte de Colombia, quien se ganó una beca completa para estudiar en Northwestern University en Estados Unidos, gracias a su impresionante desempeño académico.






Cuando Samantha se enteró que le otorgaron la beca, no pudo contener su alegría ya que para ella es un sueño hecho realidad, tal como lo mencionó en una entrevista con el medio colombiano El Heraldo “Esto significa mucho para mí… me puse muy feliz cuando me enteré, me puse a llorar, mi mamá saltó de felicidad. Estamos muy felices porque siempre soñé con estudiar en una universidad en Estados Unidos”.

Y es que desde que Samantha era una infante, empezó a mostrar que sería una persona con una mente prodigiosa. Su mamá Katherin Wilches y su papá Antony Pardo relataron que su hija empezó a caminar cuando tenía tan sólo 6 meses de nacida, a los 9 meses balbuceaba y cuando tenía 18 meses la inscribieron en una escuela donde mostró sus avanzadas habilidades y su alto coeficiente intelectual.






Katherin comentó para El Heraldo que “Nos empezamos a dar cuenta que ella tenía dones importantísimos. Jamás se puso los zapatos al revés, a pesar de estar muy chiquita. Cuando estaba en segundo de primaria los docentes la movieron a tercero y luego se saltó el cuarto y pasó al quinto”.

Adicionalmente, Katherin mencionó que durante toda su etapa estudiantil, Samantha ha tenido muchos reconocimientos académicos y en el 2019 obtuvo el primer lugar en Colombia en las pruebas Saber Pro de 5° y también ganó un premio como “Mejor escritor infantil” en un concurso realizado a nivel nacional y gracias a este logro, la historia de la pequeña se difundió ampliamente en Colombia.






Katherin relató en la entrevista que “desde ese momento muchas entidades se han interesado en ella, se nos han abierto muchas puertas, desde el consulado hasta universidades. Fue un proceso bastante bonito, le hicieron varias entrevistas virtuales”. Y manifestó que cuando le otorgaron la beca de estudios en Estados Unidos “fue algo maravilloso y una bendición que hay que que aprovechar al máximo”.

Finalmente, la mamá de Samantha manifestó que su hija aspira a ser doctora y le gustan las especialidades de cirugía cardiovascular y la de neurología. Katherin precisó que “ella dice que quiere ser una gran científica para descubrir la cura contra el cáncer y encontrar respuestas sobre el autismo”.