Skip to content

Niño de 6 años que perdió a sus padres, regala juguetes para hacer sonreír a las personas

No quiere que las personas estén tristes. 

Jaden Hayes es un niño originario de Georgia, Estados Unidos quien desafortunadamente tuvo que pasar por la trágica muerte de sus padres, primero la de su papá cuando tan sólo tenía 4 años y en julio del 2015, la de su mamá quien falleció de manera inesperada mientras dormía, cuando Jaden tenía 6 años.






En una entrevista realizada por el medio CBS News en agosto del 2015, Jaden relató que “Intenté e intenté e intenté despertarla, pero no pude”. Y aunque estaba devastado por lo ocurrido, comprendió a su corta edad que “cualquier persona puede fallecer, simplemente quien sea”. Sin embargo, contó que estaba cansado de que todo el mundo esté triste y quería hacer algo al respecto.

Barbara DiCola, tía de Jaden que se convirtió en su tutora, contó a CBS News que su sobrino quería emprender un plan para que las personas sonrían y le preguntó si podían comprar muchos juguetes pequeños y después llevarlos al centro de la ciudad de Savannah en Georgia, para poder regalarlos a los transeúntes ya que “quería intentar que las personas sonrían”.






De esta manera, Barbara y Jaden comenzaron a ir al centro y cada vez que el pequeño veía a alguien que no estaba sonriendo les entregaba uno de sus juguetes. Barbara contó que en cada una de las ocasiones, las personas reaccionaban alegremente o conmovidas por un gesto tan noble, le sonreían al pequeño y a veces lloraban emocionados. 

“Es simplemente increíble para algunas personas que un huérfano de seis años, regale un juguete, sin esperar nada a cambio, excepto una sonrisa. Por supuesto le pagan generosamente con abrazos y las reacciones de las personas han hecho maravillas en Jaden. Es como si la alegría brillara en él. Y cuánta más personas hace sonreír, más brilla esa luz”.





 

Finalmente, Jaden contó que aunque aún está muy triste por haber perdido a su mamá, siente que ha encontrado un propósito haciendo sonreír a las personas y espera regalar 33.000 juguetes para continuar con su misión.