Skip to content

Niño fue adoptado por policía luego de quedarse sin familia por un crímen

Cuando el policía fue a visitarlo al hospital, el niño le hizo una pregunta que cambió para siempre su vida.

En marzo del 2018, Ronnie O’Neal sufrió una terrible tragedia cuando tan sólo tenía 8 años en la que perdió a su mamá y hermana, después de que su padre las asesinara e intentara hacer lo mismo con él apuñalandolo e incendiando la casa donde se encontraba.






Tras el violento ataque, los agentes de la policía de Tampa, Florida, acudieron al domicilio y lograron rescatar del incendio al niño, quien fue llevado de emergencia a un hospital cercano pero por la gravedad de sus heridas tenía muy pocas probabilidades de sobrevivir.

Afortunadamente, el pequeño de ocho años logró recuperarse y cuando los policías lo visitaron para tener su testimonio de lo ocurrido, Ronnie agarró la mano de uno de los agentes y no quería dejarlo ir. Se trataba de Michael Blair, un detective del condado de Hillsborough que acudió al domicilio en la noche del ataque y ayudó en el rescate del niño. 






En un video compartido por la oficina del Sheriff del Condado de Hillsborough, el detective relató que el pequeño “sostuvo mi mano y cuando me estaba yendo (del hospital) me preguntó ¿Puedes ver una película conmigo? Y le dije: ‘No puedo, tengo que seguir trabajando. Pero ¿qué tal si regreso esta noche y veo una película contigo?”. 

Posteriormente, el detective regresó al hospital junto con su esposa Danyel Blair, quien relató en el video, que al conocer al pequeño supo de inmediato que quería adoptarlo. Tras un proceso legal, Ronnie fue adoptado oficialmente por la familia Blair un año después y desde entonces cuenta con 6 hermanos, una mamá y un papá amorosos que se han convertido en su fortaleza durante estos años.






Además, la familia de Ronnie le brindó todo su apoyo durante el largo proceso judicial que terminó más de tres años después del ataque en junio de 2021, cuando el jurado encontró a su padre biológico culpable por los dos cargos de asesinato en primer grado e intento de asesinato en primer grado. Además, el hombre fue declarado culpable de incendio premeditado, dos cargos de abuso infantil agravado y resistirse a un oficial sin violencia.

Aunque Ronnie tuvo un comienzo difícil en su vida, en el video manifestó que recuerda con mucho amor a su mamá y hermana, y ahora se siente feliz de poder contar con una familia: “son personas realmente agradables. Son las mejores mamás y papás, y realmente me cuidan. No hay nadie mejor que ellos. Estoy a salvo, soy amado y soy parte de esta familia”, finalizó el adolescente.