Skip to content

“No volverás al semáforo”: Mujer contrata a un hombre que buscaba trabajo en la calle con un cartel

Se topó con él por casualidad y lo citó a una entrevista de trabajo y ahora forma parte de su equipo.

La pandemia de COVID-19 agravó significativamente el desempleo en muchas partes del mundo y ante esta situación, millones de personas han tenido que recurrir a diversos métodos para encontrar un nuevo trabajo y aunque a veces lo consiguen con facilidad, este puede ser un proceso complejo para otros y tardan varios meses o incluso años en conseguirlo.

Un hombre brasileño llamado Pedro, vivió de primera mano esta situación y aunque intentó conseguir un empleo por métodos tradicionales, finalmente optó por hacer un cartel pidiendo trabajo y acudió a las calles de Maringá, al sur del país carioca, con la esperanza de que alguien lo pudiera contratar.

 





 

Sin embargo, la situación no fue fácil y Pedro tuvo que pasar mucho tiempo así, ya que Brasil es uno de los países de Latinoamérica más afectados por la pandemia y su tasa de desempleo es del 14.6% según las estadísticas del gobierno del trimestre móvil concluido en mayo de 2021. 

Afortunadamente, una joven llamada Raiza Maringa se topó con el hombre en uno de los semáforos y notó su letrero que decía “Necesito un trabajo” junto con su nombre y su teléfono de celular, y de inmediato lo anotó para ponerse en contacto con él.

En una entrevista con el medio Razões Para Acreditar, Raiza relató que llegó a su trabajo y decidió llamar al hombre ya que había un puesto libre en la empresa. “Respondió ansioso: ‘Estoy en el semáforo, pero puedo ir a un lugar con internet en 10 minutos”, explicó Raiza.

 





 

Posteriormente, hicieron una videollamada y Raiza le pidió que le contara un poco sobre su vida y Pedro le relató que cuando era niño fue abandonado por sus padres biológicos a los 4 años y después lo crió un profesor de Porto Velho. Además, le explicó que empezó a trabajar desde temprana edad y tuvo varios oficios como payaso, mesero, entre otros. 

Después de escuchar su historia Raiza se conmovió y le pidió una cita presencial en la fábrica y cuando el brasileño acudió ella pudo confirmar que Pedro era la persona ideal para el trabajo. “Ese día solo confirmé las impresiones de que él era la persona que merecía la oportunidad que había dejado vacante”, explicó. De inmediato, Raiza le ofreció el empleo y le dijo: “Hoy no volverás al semáforo. Nos entregarás los documentos para empezar a trabajar con nosotros”.





 

Por su parte, Pedro comentó a Razões Para Acreditar que está muy agradecido por contar con un trabajo y mencionó que esa fue “una señal de que puedo tener esperanza, puedo mejorar mi vida, empezar de nuevo, crear nuevos vínculos, tener una vida menos difícil. No solo queremos un trabajo. Queremos un trabajo que nos dignifique como persona, que nos dé la oportunidad de vivir mejor”.