Skip to content

Nueva Zelanda aprueba licencia pagada para mujeres por aborto espontáneo

El parlamento aprobó la nueva ley con unanimidad.

Los abortos espontáneos son más comunes de lo que las personas piensan y según las estadísticas globales se estima que 1 de cada 4 mujeres pasan por un aborto espontáneo, lo cual representa, en la mayoría de los casos, uno de los momentos más difíciles en la vida de una persona, por la fuerte carga emocional de un resultado inesperado.






Y aunque la mayoría de los países tienen leyes que otorgan licencia remunerada después del parto, la situación cambia cuando el embarazo no llega a término y la mujer experimenta un aborto espontáneo y deben de regresar a trabajar al siguiente día con normalidad, a pesar de la trágica pérdida que están experimentando. 

Sin embargo, Nueva Zelanda quiere hacer la diferencia en este tema y en marzo del 2021 el parlamento aprobó con unanimidad una nueva ley que fue promovida por la diputada Ginny Andersen, que establece dar licencia por duelo remunerada a las trabajadoras que sufran un aborto espontáneo. 






De esta manera, con el consentimiento real,  Nueva Zelanda se convertirá en el segundo país en el mundo en ofrecer ese beneficio para las mujeres, al igual que India. La diputada Ginny Andersen manifestó durante la lectura final del proyecto de ley al respecto: “Solamente espero que aunque nosotros seremos uno de los primeros, no seamos los últimos y que otros países también comiencen a legislar para un sistema de permisos compasivo y justo, que reconozca el dolor y la tristeza que proviene del aborto espontáneo y la muerte fetal”.

Y es que aunque la diputada reconoció que muchos empleadores si otorgan licencia en casos de aborto espontáneo “hay algunos que están haciendo que las empleadas utilicen su licencia por enfermedad, en un momento en que están lidiando con pérdidas extremas y eso es insensible y está mal”. 






Adicionalmente, la diputada sugirió que la nueva ley también ayudará a eliminar el estigma sobre el aborto espontáneo y manifestó: “Espero que este proyecto de ley permita que las mujeres se sientan más cómodas al hablar sobre el aborto espontáneo y que se sientan cómodas buscando apoyo y ayuda por una gran pérdida física y emocional”.