Skip to content

Esta operación salvó la vida de más de 14,000 judíos

En sólo 36 horas la operación Solomon puso a salvo miles de vidas.

También conocido como Jumbo o Queen of Heaven, el Boeing 747 es uno de los aviones comerciales más grandes jamás producidos y durante años contó con el récord de pasajeros, con una capacidad para hasta 760 personas. Sin embargo, la historia ya nos ha demostrado que a veces es necesario cambiar un poco las reglas por un bien mayor y eso es lo que sucedió durante la Operación Solomon, cuando 35 aviones Boeing 747, transportaron alrededor de 14,325 judíos etíopes a Israel en solo 36 horas.





La operación militar encubierta tuvo lugar entre el 24 y 25 de mayo de 1991 y representa uno de los mayores hitos en la historia de la aviación. Además estableció un récord mundial de carga de pasajeros para un solo vuelo, cuando uno de los aviones transportó 1,122 pasajeros a Israel. Sólo 1,087 pasajeros fueron registrados pero docenas de niños se escondieron en la ropa de sus madres.

El viaje, sin embargo, tiene más de un récord. Esta fue la primera vez en la historia que nacieron cinco bebés a bordo del mismo vuelo. Supervisada por el primer ministro en ese momento, Yitzhak Shamir, la operación fue apoyada por la Asociación Americana de Judíos de Etiopía, responsable de emitir un informe que describe las terribles condiciones de vida de los judíos de Etiopía.





Para poder viajar, muchos judíos tuvieron que afrontar cientos de kilómetros a pie o a caballo. Algunos tuvieron suerte, otros murieron en el camino. Cualquiera que piense que las dificultades se acabaron en cuanto se subieron a los aviones se equivoca. Para acomodar a la mayor cantidad de personas posible, los aviones fueron despojados de sus asientos y tuvieron que hacer el viaje sentados en el suelo o de pie.

Muchos de los inmigrantes viajaban con nada más que ropa y utensilios de cocina y fueron recibidos en ambulancias, unos 140 pasajeros enfermos necesitaban recibir atención médica en la pista. Varias mujeres embarazadas dieron a luz en el avión y ellas y sus bebés fueron trasladados de urgencia al hospital. Entre 1990 y 1999, más de 39.000 judíos etíopes entraron a Israel.