Skip to content

Padre consuela al hombre que accidentalmente atropelló a su pequeña hija

“Vi sinceridad en su corazón, no era el momento de pelear, teníamos que abrazarnos y ayudarnos”.

Lamentablemente, en el día a día ocurren cientos de accidentes automovilísticos y aunque muchos son por la imprudencia de las personas, en algunas ocasiones los conductores no tienen control sobre los demás y por mala fortuna, terminan en un trágico accidente.






Un ejemplo de esto, sucedió el 15 de abril de 2021 en el barrio Guaratuba, en la localidad de Colombo en Brasil, cuando una niña de 10 años llamada Ágata, fue atropellada después de que ella estaba jugando y sin querer lanzó una pelota al otro lado de la calle y cuando fue a buscarla, fue golpeada por un vehículo que transitaba en ese momento, dejándola gravemente herida.

La niña fue trasladada de urgencias a un hospital y a pesar de haber sido un momento de mucho estrés, nerviosismo y dolor, el padre de Ágata decidió consolar al hombre que había atropellado a su hija unos minutos antes, ya que notaba que su consternación era real y el hombre no podía dejar de llorar por lo que había ocurrido.






En medios brasileños se difundió el momento en que el padre consuela al hombre abrazándolo, para asegurarle que todo fue un accidente y que no había culpables en esta historia. El papá de Ágata le dijo: “No tengo que perdonarte. ¿Golpeaste a mi hija porque querías? No. No fue porque lo querías. Fue una fatalidad” y comentó para los demás: “Entonces lo único que les pido, de corazón, es que oren. Recen por mi hija, para que salga bien y sobreviva”.

Adicionalmente, el papá de Ágata expresó “Ví sinceridad en su corazón, no era el momento de pelear, teníamos que abrazarnos y ayudarnos”. Por otra parte, las autoridades de Brasil manifestaron que en el accidente no hubo ninguna infracción a las leyes de tránsito y mencionaron que el conductor tenía todos los reglamentos para manejar e iba a la velocidad adecuada.






Después de la difusión del suceso, miles de personas aplaudieron la actitud empática del padre, ya que aunque sin duda él estaba pasando por un momento de gran angustia en la que muchos otros padres hubieran reaccionado de una manera diferente, él optó por mostrar compasión. 

Finalmente, muchos internautas reflexionaron que aunque accidentes por imprudencia existen todos los días, tener una reacción empática como la del padre de Ágata, no siempre sucede y eso es digno de resaltar.