Skip to content

Padre participa en triatlón con hijo que tiene parálisis cerebral y dice con orgullo: “¡Es mi inspiración!”

¡El deporte hizo inseparables a este padre y su hijo! Conoce su increíble historia de superación

Esta historia comienza en 2013. Fue cuando el brasileño Rodrigo Rocha y su hijo, Gabriel, de 16 años, participaron en la primera carrera de calle de ellos juntos. El padre vio en el deporte una oportunidad para Gabriel de mejorar su control motor y también para conocer gente nueva.

Los otros corredores demuestran respeto y admiración por el chico: Gabriel nunca fue tratado como alguien “diferente”. “Y él siempre respondió ese cariño y atención con una hermosa sonrisa, que se convirtió en su marca”, afirma Rodrigo.






Desde entonces, los dos ya han participado en más de 10 carreras. Gabriel participa de las pruebas en un triciclo adaptado, empujado por el padre de la línea de salida hasta la meta. Gracias al deporte, el control motor de Gabriel ha mejorado bastante. “Es necesario tener un buen control motor, principalmente en las pruebas de larga distancia, para sostener la postura y mantener los brazos bien posicionados”.

Gabriel, que también está más fuerte, ya resistió pruebas que duraron 6 horas. “Sentado allí, sudando, bajo la lluvia, viento… En la misma prueba y en la misma posición, sin quejarse. Como si realmente estuviera corriendo con los pies en el suelo”.

¡Rodrigo cuenta con orgullo que Gabriel enfrenta todos los desafíos! Él tiene días malos como cualquier persona tiene, pero no se da por vencido. Como en los diversos intentos para aprender a nadar. “Él tuvo depresión en nuestros intentos de nadar. Hoy, él asimiló todo lo que hablé en aquel momento”, recuerda Rodrigo.






Gabriel aprendió a nadar y hace pocos días participó con Rodrigo de una prueba de triatlón: 750 m de natación, 20 km en bicicleta y otros 5 km de carrera. El doble hizo la prueba en el tiempo de 2 horas. Gabriel cruzó la línea de llegada como en la primera carrera en 2013: ¡de pies en el suelo y con la sonrisa que es su marca!

“Gabriel es mi inspiración! ¡Él me enseñó a vivir mejor de diferentes maneras! Soy más tranquilo, no doy valor a cosas materiales como antiguamente. Yo valoro un sonrío, un abrazo. Parece todo normal, pero no es así. “¡Mucho de lo que él puede hacer la gente considera una victoria!”, dice Rodrigo.






Sin duda una historia llena de motivación y superación. ¡No olvides dejarnos tus comentarios y compartir las buenas noticias!



¡Calificanos!

Comments

comments