Skip to content

Pareja celebró su boda en un hospital para que el abuelo del novio pueda estar presente

Su más grande deseo era ver a su nieto casarse y ¡lo consiguió!

Los matrimonios son sin duda uno de los días más especiales para las parejas que deciden formar una vida juntos y por supuesto, anhelan celebrar aquel día tan importante en compañía de sus familiares y amigos más cercanos. Sin embargo, en ciertas ocasiones no todos los invitados pueden asistir por diversas circunstancias que les impide ir a las bodas.






Un ejemplo de esto, ocurrió con una pareja italiana que había organizado su boda para el 4 de agosto de 2021, pero desafortunadamente unas semanas antes del matrimonio, Savino, el abuelito del novio, tuvo un quebranto en su salud y fue internado en un hospital por complicaciones de una enfermedad neurológica.

Sin embargo, el abuelito Savino realmente anhelaba participar en la boda de su adorado nieto y en honor a su más grande deseo, el joven y su novia Maria, consultaron con el Hospital Asl Bt di Minervino si es que era posible adecuar una de las habitaciones para que Savino pueda observar la ceremonia a la distancia, tomando todas las medidas de seguridad.





 

Afortunadamente, las autoridades del hospital aceptaron la propuesta, ya que la infraestructura del establecimiento cuenta con unas habitaciones que tienen un ventanal grande hacia el patio y de esta manera, los doctores y enfermeros pudieron trasladar a Savino con todos los cuidados necesarios para que pueda observar el momento del tan anhelado sí de su nieto y su novia Maria.

Una vez que llegó el gran día, el nieto, que se llama Savino como su abuelo, preparó todo para sorprender al italiano quien pudo observar la maravillosa ceremonia desde su cama y en una colección de fotografías se puede apreciar la emoción de los novios saludando al abuelito mientras él leía emocionado una carta que le habían dedicado.





 

“Hola abuelo, al final lo lograste, querías estar ahí a toda costa y, de alguna manera, aunque no como esperábamos, lo hiciste; cumpliste tu promesa y nos diste el mejor regalo que nos pudiste dar: ¡estar allí! Porque, aunque no físicamente, para sentirnos cerca de tí, nos bastó saber que habías luchado con todas tus fuerzas para llegar a ese día. ¡Nuestros más sinceros pensamientos están para tí, abuelo. Savino y Maria”, escribió el nieto.

De esta manera, Savino y Maria celebraron su matrimonio honrando el más grande deseo del abuelito y así la ceremonia pudo estar completa.