Skip to content

Perrita con enfermedad terminal pasa sus últimos meses haciendo sus cosas preferidas

Le habían dado pocos meses de vida pero ¡ya ha superado dos veces el pronóstico de los veterinarios!

Esta historia ocurrió en la ciudad de Exeter en Reino Unido cuando una mujer de 24 años llamada Charlotte Mullarkey decidió adoptar a una perrita llamada Bumble, después de que esta fuera dejada en una perrera por su dueño anterior.

Al ver la situación, Charlotte quien es amante de los animales no dudó en adoptar a la pequeña de 5 años de edad y en noviembre del 2019 tan sólo un mes después de haberla llevado a su casa, se enteró que la staffy padecía de cáncer de riñón, a pesar de que la esperanza de vida de los American Staffordshire Terrier es de 12-16 años.






De inmediato, Charlotte llevó a su perrita a los veterinarios para poder hacerle una operación y extraer el riñón afectado y aunque la cirugía fue exitosa, lamentablemente los médicos le indicaron a la inglesa que el cáncer se había extendido al segundo riñón y Bumble tenía pocos meses de vida.

Al enterarse de la triste noticia, Charlotte decidió compilar una lista con las actividades preferidas de Bumble y también agregó nuevas aventuras para que su perrita pueda disfrutar antes de que falleciera, como visitar campos abiertos, ver la nieve por primera vez, tener una fiesta de disfraces y celebrar una fiesta de cumpleaños.

Aunque el prognóstico de los médicos veterinarios era de pocos meses, Bumble superó todas las expectativas y continúa viviendo al máximo disfrutando de cada una de las actividades de la “lista de aventuras” que le creó su mamá, tal como lo comentó Charlotte en una entrevista con Daily Mail: “Tuve que cambiar la lista de deseos porque no esperábamos que ella durara tanto tiempo, pero también tuvimos que adaptarla al confinamiento”.






De esta manera, Bumble sigue sorprendiendo a los veterinarios quienes le dieron un segundo prognóstico de que viviría máximo un año más. Sin embargo, Charlotte comentó que su perrita volvió a superar el prognóstico. “Pensamos que solo podríamos organizarle una fiesta de cumpleaños, pero ella ha tenido dos hasta ahora. Le encanta todo lo que hemos hecho, le encanta todo lo que hacemos junto a ella”.

Charlotte agregó que: “Hasta ahora, la he llevado a la playa porque no sabía si alguna vez había estado, a un pub, a una actividad de pintar sus huellas, una noche de quesos, a comer panqueques en el día de los panqueques, la disfrazamos de abeja (por su nombre bumble) para una fiesta de disfraces y se comió un ‘Pupcino’ de Starbucks”. 






Finalmente, Charlotte comentó que se siente muy afortunada de poder darle una vida llena de amor a su perrita y planea seguir con la lista de deseos hasta el final de su vida.