Skip to content

Piloto cae al agua y se refugia en la cubierta de su avioneta esperando un milagro

Los policías lo rescataron justo a tiempo y evitaron una posible tragedia humana.

El pasado martes 9 de noviembre de 2021 un grupo de agentes federales de la Unidad Marina de Tampa de Operaciones Aéreas y Marinas (AMO) y de la Unidad de Impacto Táctico de la Oficina del Sheriff del Condado de Citrus en Estados Unidos, hicieron un milagroso rescate al salvaguardar a un piloto cuyo avión se estaba hundiendo y como último recurso había logrado pararse en el exterior de la aeronave.





 

Los agentes federales se encontraban realizando operaciones conjuntas frente a la costa de Cedar Key, en el estado de Florida al sureste de Estados Unidos, cuando repentinamente observaron un avión de pequeñas dimensiones que se había caído al agua y cuando se acercaron se dieron cuenta de la emergencia que estaba pasando el piloto, así que lo asistieron de inmediato para poder rescatarlo.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CPB) publicó unas imágenes del rescate en el que se observa al piloto parado sobre la aeronave que ya prácticamente estaba cubierta por completo por el agua y también precisaron que el hundimiento del avión se dio a una media milla del aeropuerto de George T. Lewis, ubicado a aproximadamente 160 kilómetros de la ciudad de Tampa.





 

“Cuando los agentes y los oficiales se acercaron al avión que se hundía, se vio a un individuo saliendo y de pie en el fuselaje. Los agentes verificaron que el piloto era el único ocupante y pudieron ayudarlo a subir a bordo de un Buque Interceptor Costero de la Unidad Marina de Tampa de Operaciones Aéreas y Marinas (AMO)”, detalló en un comunicado de prensa la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CPB).

Adicionalmente, el organismo informó que los agentes federales hicieron una evaluación médica preliminar del piloto y después fue asistido por los servicios de emergencia que acudieron al sitio después del accidente aéreo.





 

Por su parte, el subdirector de operaciones marinas, declaró que “el conocimiento de la situación y las acciones rápidas de los agentes de interdicción marítima y los ayudantes del alguacil evitaron una posible tragedia humana. Estamos agradecidos de tener los recursos adecuados y el personal capacitado para actuar cuando se presentan incidentes como este”.