Skip to content

Profesor cede sus zapatos a un estudiante para que pueda recibir su diploma de graduación

El profesor se quedó en calcetines y vio orgulloso al joven estudiante recibir su diploma.

Esta increíble historia ocurrió el 19 de mayo de 2021, cuando un joven estadounidense de 18 años llamado Daverius Peters logró participar de último minuto en la ceremonia de graduación del Hahnville High School en la ciudad de Boutte, Louisiana, gracias a que uno de sus maestros le dio sus zapatos para poder cumplir con el código de vestimenta de la institución educativa.






Aunque Daverius estaba muy emocionado por recibir su diploma de graduación de la preparatoria, no se imaginó que tan sólo unos minutos antes del inicio del evento, una persona de la institución le dijera que no podía estar en la ceremonia porque sus zapatos no eran los adecuados. 

En una entrevista con el medio The Washington Post, el joven relató que “Estaba en estado de shock. Me sentí humillado. Solo quería caminar por el escenario y obtener mi diploma” y es que sus zapatos no cumplían con el código de vestimenta de la escuela que establecía que los estudiantes varones “deben utilizar zapatos de vestir oscuros para la ceremonia y no se permiten zapatos deportivos”. 






Ante esta situación, Daverius relató que estaba muy nervioso pero por fortuna en medio de la multitud vio a John Butler, uno de los maestros más queridos por los estudiantes de Hahnville High School y de inmediato se acercó para solicitarle ayuda y le explicó que no le permitían ingresar porque sus sneakers de cuero negro no eran permitidos. Aunque el profesor Butler intentó hablar con la persona que estaba en la entrada, le repitieron que no era posible porque no cumplía con el código de vestimenta.

El profesor mencionó en la entrevista con The Washington Post que “esto me parecía algo muy loco. No había nada excéntrico en sus zapatos”. Así que inmediatamente, se quitó sus mocasines y se los entregó a Daverius para que pueda unirse con sus compañeros. El maestro explicó que “la graduación fue el momento más importante de su vida hasta ese momento, y no iba a dejar que se lo perdiera por nada”.






Aunque no eran los zapatos perfectos porque Daverius es talla 9 y John talla 11, al maestro no le importó quedarse en sus calcetines, con tal de ayudar a su estudiante y vio con mucho orgullo como el joven recibió su diploma académico. 

Finalmente, el maestro mencionó en la entrevista con The Washington Post, que hablará con los administradores de la institución educativa para revisar las reglas para futuras ceremonias de graduación, ya que él considera que “algo tan pequeño no debería robarle a un chico la experiencia de este momento tan importante”.