Skip to content

Profesor crea ‘club de caballeros’ para ayudar a los alumnos que no tienen papá

Cada semana se reune con cerca de 60 estudiantes para hablar sobre lecciones de vida. 

El protagonista de esta historia es Raymond Nelson un profesor del Memminger Elementary School en la ciudad de Charleston, Carolina del Sur en Estados Unidos, quien además de dar sus clases regulares, también decidió crear un ‘Club de Caballeros’ para ayudar a los niños que no tienen a sus padres en casa por diferentes razones.






De esta manera, cada miércoles cerca de 60 estudiantes acuden al club con ropa semi formal para aprender sobre diferentes temas y lecciones de vida, bajo el lema: “Luce bien, siéntete bien, haz el bien”. En una entrevista con el medio WCSC-TV Raymond explicó: “Sé que muchos de mis estudiantes batallan porque no tienen una figura paterna en casa, así que solo quiero que crezcan y piensen en las cosas que les enseño”. 

Adicionalmente, el profesor mencionó que cada semana hablan de diferentes temas como: el trato a los adultos mayores, a las niñas y mujeres, la caballerosidad, el saludo cordial, entre otros. Y también da ejemplos concretos a sus alumnos más pequeños, que pasan por etapas en que ‘no les agradan las niñas’ y les enseña cómo tratar a sus compañeras, hermanas, mamás y profesoras.






Por otra parte, el profesor Raymond explicó que el Club de Caballeros está teniendo un importante impacto en la vida de los pequeños y esto también se ha reflejado en su participación en clases: “muchos de mis estudiantes se desempeñan mejor, cuando saben que alguien se preocupa por ellos”.

El profesor Raymond también mencionó que cuando él estaba en la escuela primaria, su mamá lo animó a que se registre en un grupo similar y contó que “eso me ayudó a ser un mejor hombre y ahora puedo compartir ese conocimiento con los niños”. Por esto, el profesor está convencido que el ‘Club de Caballeros’ ahora llamado ‘Niños con propósito’, es una gran oportunidad para ayudar a los niños a tener integridad y respeto por ellos mismos y por los demás, a pesar de las situaciones que pasan en casa.





 

Finalmente, Raymond mencionó que espera que otras escuelas creen clubes similares para ayudar a niños y niñas que crecen sin figuras paternas o maternas, puesto que pertenecer a un grupo asi, puede ser determinante para el futuro de los jóvenes.