Skip to content

Profesora de 89 años sigue educando a los niños de Puerto Rico

Aunque se jubiló en la década de los ochentas, la profesora sigue trabajando arduamente como voluntaria y ha enseñado a leer y escribir a miles de niños en Puerto Rico.

Lilia María Rivera Morales es una educadora de 89 años originaria de Puerto Rico, que ha tenido una impresionante trayectoria trabajando como maestra, directora escolar y superintendente auxiliar, en diversas escuelas de Puerto Rico y República Dominicana.






Lilí, como le dicen cariñosamente, contó en una entrevista con el medio Primera Hora que gracias a su trabajo de docente se siente más joven que nunca: “me parece que tengo 20, gracias a dios. Me siento joven, tengo ganas, me gustan los niños, me gusta enseñar a leer y escribir, y gozo cuando los nenes están aprendiendo, lo disfruto. Eso es para mí, la riqueza más grande que hay en este mundo, enseñar a los nenes y ver que ya aprendieron y van a ser útiles a la comunidad”.

La educadora mencionó en la entrevista que nació el 5 de marzo de 1932 en la localidad de Naranjito en el centro de Puerto Rico, donde recibió sus primeras clases con una maestra que enseñaba en los bajos de una casa. Además, relató que decidió convertirse en profesora porque, “cuando mis padres se divorciaron, yo fui a vivir con mis cuatro hermanas a casa de la hermana de mi mamá. Mi tía era maestra. Trabajó 44 años y nunca faltó a la escuela, imagínate la imagen de maestra que tuve yo en mi niñez”.






Posteriormente, Lilí contó que estudió comercio en la Universidad de Puerto Rico durante un año, hasta que tuvo que emigrar a Estados Unidos por problemas familiares. Una vez ahí, la puertorriqueña aprendió inglés y cursó su carrera universitaria y al retornar a su ciudad, fue elegida para trabajar como docente: “Empecé desde 1956, cuando llegó Santa Clara, hasta el sol de hoy”.

De esta manera, Lilí tuvo sus pininos como maestra de inglés en la escuela superior de Naranjito y después empezó a trabajar como profesora de niños de primer grado e implementó las clases de verano enfocadas principalmente en enseñar a leer y escribir bajo la metodología de observar y escuchar.






Durante su trayectoria, Lilí perfeccionó su técnica de enseñanza de lectura y escritura de ‘observar y escuchar’ y en la actualidad continúa impartiendo su metodología en la Academia Mirando al Futuro en la ciudad de Barranquitas. Además, Lilí transmite sus clases en la red social de Facebook para que otros profesores puedan conocer acerca de su metodología y en la entrevista con Primera Hora mencionó que durante la pandemia escribió “un proyecto para los maestros, papás y estudiantes de Puerto Rico para aprender y escribir con mi método, que nació en el 1973”.

De esta manera, Lilí continúa con su magnífica labor y aunque se jubiló en la década de los ochentas, ha seguido trabajando como voluntaria para diversas instituciones educativas e incluso empezó a laborar con el alcalde de Barranquitas, Elliot Colón Blanco, en un proyecto enfocado en desarrollar dos cartillas fonéticas para difundir su metodología de enseñanza y mejorar la lectura y la escritura de los niños de la localidad, ya que expresó que “enseñar a los niños es mi meta para la vida”.