Skip to content

Profesora se corta el cabello igual que una alumna excluida por sus compañeros

“Tuve que mostrarles que los niños pueden tener el cabello largo como las niñas, así como las niñas pueden tener cabello corto como los niños”.

Una profesora del jardín de infantes nos muestra a todos cómo puede ayudar a un niño que es víctima de bullying. Shannon Grim, que tenía una larga cabellera, se cortó el cabello igual al de una alumna, que estaba siendo excluida por la clase.

Priscilla Perez, de 5 años, fue discriminada por sus colegas durante las vacaciones de invierno en la Escuela Elemental de Meador, en Texas, Estados Unidos.

Entonces la profesora decidió entrar en acción.

Los alumnos fueron sorprendidos por la nueva apariencia de la maestra Shannon, cuando regresaron a la escuela. La profesora usó este ejemplo para enseñar a los niños.

Tuve que mostrarles que los niños pueden tener el cabello largo como las niñas, así como las niñas pueden tener cabello corto como los niños.





La profesora de preescolar, que está en su segundo año en la escuela, espera que ese gesto pueda ser usado como un ejemplo en el futuro.

“En la vida, siempre tendrás a alguien que no sea justo contigo. Pero, la clave es saber lo que haces y cómo reaccionas ante estas actitudes”, dijo ella.

Y las palabras surtieron efecto en Priscilla.

“Cuando yo crezca, tendré amigos que serán malos para mí, pero seré gentil con ellos, como tú”, dijo la niña.

Además de cortarse el cabello, Grimm también compró listones para que ellas los usaran.

“Ese listón representa la fuerza y la familia”, dijo ella, añadiendo que Priscilla suele recordarla cuando es hora de colocar los accesorios.





Se convirtió en una experiencia de conexión entre las dos, que Grimm adora. “Voy a seguir usando el lazo”, dijo. “Estoy aquí para ella.”

La decisión de cortarse el cabello no fue fácil. Grimm dijo que tuvo que esforzarse para decir adiós a los largos mechones.

Pero, en última instancia, ella sintió que esta era una oportunidad para pasar un mensaje.

Yo sabía en mi corazón que eso era lo que tenía que hacer.

Para Priscilla, la actitud de la profesora fue importante. “Ella estaba muy animada. Su confianza aumentó “, dijo Grimm.