Skip to content

Repartidor queda con un corte de por vida tras defender a una chica agredida

“Lo volvería a hacer”.

Michele Dal Forno es un joven de 21 años estudiante de Ingeniería Mecatrónica y repartidor de pizzas y mientras realizaba sus entregas en la ciudad de Verona en Italia, vio cómo dos sujetos estaban amenazando a una adolescente en plena calle y de inmediato decidió intervenir para defenderla.






En una entrevista con el medio Corriere della Sera, Michele mencionó sobre aquel momento: “Acababa de entregar las pizzas en un apartamento y me dirigí a pie hasta el punto donde había estacionado. Debían ser las 08:30 de la noche. Escuché voces y me fijé en una niña, a la que solo conozco de vista, discutiendo con dos adolescentes que la amenazaban y le gritaban”.

Posteriormente, Michele relató que se acercó a ellos y le preguntó a la niña si necesitaba ayuda “Ella respondió que todo estaba bien, pero obviamente estaba muy asustada. Después, uno de los dos sujetos se acercó a mí y empezó a dar vueltas a mi alrededor insultándome y repitiendo que tenía que volver a entregar las pizzas y ocuparme de mis propios asuntos”.






Sin embargo, Michele podía notar que la situación no era normal y creía que la niña podía correr mucho riesgo con esos sujetos y como decidió quedarse para intentar defenderla, uno de los hombres se acercó a él violentamente y lo atacó con un cuchillo en su rostro.

Posteriormente, el joven cayó al piso tras el ataque y los agresores huyeron de inmediato del lugar, dejando a la niña llorando en shock por lo que acababa de suceder. Michele explicó que “todo fue muy rápido, ni siquiera tuve tiempo de darme cuenta de que estaba armado”. 






Cuando Michele recibió atención médica por el corte, tuvieron que ponerle cerca de 60 puntos de sutura, puesto que el agresor le cortó desde su nariz hacia el pómulo cerca de su oreja izquierda. Y aunque deberá de ser operado en el futuro, Michele aseguró que no se arrepiente de haber defendido a la niña y mencionó: “No me siento como un superhéroe, pero se que lo volvería a hacer: si una persona más débil está en dificultades, lo correcto es intervenir”.

Un gran ejemplo de valentía.