Skip to content

Se graduó de peluquero a los 13 años y sueña con regalarle una ferretería a su papá

El niño, que además es deportista y estudiante de tercer año en el colegio, aspira a expandir su conocimiento y talento como peluquero profesional.

El protagonista de esta historia es Ayrton Araujo, un niño de 13 años originario de Gualeguaychú una ciudad ubicada en la provincia de Entre Ríos al noreste de Argentina, quien a su corta edad además de cursar el tercer año en el colegio ENOVA y practicar boxeo, también estudió y se graduó de la Academia de Peluquería Mayero-Hairdresser para cumplir uno de sus sueños.






Para lograr este mérito a su edad, Ayrton contó con el apoyo incondicional de Sergio Araujo, su papá y la tutela de Hugo quien se ha convertido en su mentor en el mundo de la peluquería. En una entrevista con el medio argentino El Once, el niño contó sobre su trayectoria: “Empecé cortándole el pelo a todos mis hermanos, con una máquina que si la ves ahora no lo podés creer. Y un día mi viejo me regaló una máquina roja, que es la que uso ahora, que se la había comparado a Hugo, y me preguntó si quería estudiar peluquería. Yo había empezado mirando videos, como hace todo el mundo, y le dije que sí. Yo no sabía que podía estudiar siendo menor de edad, para tener un título como este”.

De esta manera, con todas las ganas de querer aprender, Ayrton empezó sus clases y su papá le ayudó con los gastos más fuertes para comprar los materiales que necesitaba para sus estudios y convertirse en peluquero profesional, mientras que el niño se encargaba de juntar cobre y cartón para posteriormente venderlos y poder adquirir ciertos utensilios como geles, delantales y demás.






En la entrevista con El Once, Hugo, el mentor del niño mencionó sobre cómo empezaron su amistad: “El padre manifestó que quería que estuviera ocupado porque había arrancado la pandemia y no podía ir al colegio. A los pocos días vuelve y le compra otra máquina y entonces le propuse que lo trajera a estudiar en la academia. Es admirable el esfuerzo y sacrificio de Ayrton, tiene asistencia perfecta lo cual es muy destacable a su edad, todo lo preguntaba y todo lo quería saber y de esa manera fue creciendo y superando desafíos. Enseguida tomó mucha confianza”.

Adicionalmente, Hugo mencionó que Ayrton ha sido el alumno más joven que han tenido en la academia pero “gracias a él, hoy tenemos algunos chicos de su edad, que se han sumado a la academia”. Por otra parte, Hugo comentó que tiene grandes expectativas de Ayrton como peluquero profesional “Le veo mucho futuro. Se recibió con un muy buen promedio pese a su corta edad. Yo lo considero un colega más. Esta es una profesión muy digna, más allá que no estamos verdaderamente reconocidos como una profesión y sigamos siendo un oficio, lo que quiero transmitirle es que con un peine y una tijera en la mano, nunca le va a ir mal”.






Finalmente, Ayrton contó emocionado que Sergio es su héroe: “Mi papá siempre me dijo a mi, y a todos sus hijos, que lo que tengo que hacer en la vida es estudiar, por eso me aconsejaba seguir peluquería porque es un trabajo para el día de mañana. Lo que más me gusta de ser peluquero es aprender, porque un título no quiere decir que se todo”. De esta manera, el niño, aspira a continuar desarrollando su talento, seguir con sus estudios en la escuela y en su tiempo libre ayudar a su papá con su despensa. “Él está operado de un riñón y aunque está enfermo y cansado, trabaja todo el día para nosotros”. Por esto, contó que su mayor sueño es “regalarle una ferretería a mi papá, que es lo que él siempre quiso tener”.