Skip to content

Un barrendero crió solo a su hija y ahora ella se graduó de medicina

Una hermosa historia de lucha, superación, y mucho esfuerzo.

Tales Pereira es un barrendero que limpia las calles de Goiânia, en Brasil, con el único propósito de darle lo mejor a su hija Aline Castro de 26 años. Ella ha recibido una excelente educación y hoy está por cumplir su sueño, será médica.

Durante toda la vida de Aline, su padre se enfocó en el sueño de su pequeña y ningún día faltó a su trabajo. En 2015 que su hija se graduó ella dedicó estas palabras a su padre:





“A mi padre, estoy profundamente agradecida por haberte tenido cada día conmigo, haciendo todo lo posible para ayudarme a cumplir con mis obligaciones y preocupándote por mi bienestar y apoyándome con las más diversas formas de amor. Eres mi mejor ejemplo de lucha y determinación para vencer en la vida”.

La madre falleció de cáncer de estómago cuando Aline era apenas una niña. Fue cuando Tales tuvo que asumir el papel de padre y madre. La enfermedad de su madre se convirtió en el motor del sueño de Aline de convertirse en médica para ayudar a personas como su madre.

En 2019, Aline completó su residencia en gastroenterología. En ese momento Tales decidió jubilarse y descansar después de haberse levantado todos los días a las 4:30 a.m. todos los días durante 36 años.





Por su parte, Tales se alegra por el reconocimiento a su esfuerzo, pero principalmente por el logro de su hija. “Es muy emocionante. Todos hemos estado derribados. Hice mi parte y ayudé. Ahora ella cosechará las recompensas. Es una joya. Para llegar a donde llegó, es una guerrera“.

La historia de Tales y Aline es una muestra de dedicación y compromiso. Compártela con tus seres queridos para alentarlos a no abandonar sus metas.