Skip to content

Vendedor de cocos compra máquinas de coser para hacer pelucas para pacientes con cáncer

Después de perder a su esposa debido a esta terrible enfermedad, este hombre decidió ayudar a más personas en su lucha.

A principios de 2016, la esposa de Elenilson José da Silva, Marta Silva, fue diagnosticada con cáncer de mama. Después de realizar su tratamiento, fue dada de alta en el Hospital de Cáncer de Pernambuco, por desgracia, cinco meses después, la mujer falleció.

Elenilson encontró en la caridad una manera de vivir ayudando a los demás. Comenzó a vender dulces de coco para ayudar al hospital para comprar las máquinas de coser usadas para fabricar pelucas que donan a mujeres en tratamiento.





“Cuando era niño, vendía cocos y tapioca. Hoy dedico mi vida a hacer el bien“, comenta Elenilson, quien sin dudarlo, quiso ayudar a elevar el autoestima de las pacientes.

Fijó una meta de $780 dólares, de los cuales consiguió la mitad en menos de un mes y medio de ventas. Los clientes adoran los dulces y elogian su sabor antes de conocer la historia del comerciante. Cuando saben sobre la causa, el coco sabe aún más sabroso, comentan los clientes de Elenilson.





Leonardo, hijo de Elenilson y Marta, ayuda a su padre a vender los dulces de coco y dice estar orgulloso del gesto solidario que realiza su padre; “Me parece algo verdaderamente excepcional para él. Después de apoyar a mi madre en todo momento, ahora busca ayudar a quienes lo necesiten“.

¡Necesitamos que más historias como las de Elenilson sean conocidas en todo el mundo para que su labor siga inspirando a miles de personas!



¡Calificanos!

Comments

comments