Skip to content

Veterano de la marina adopta a la perrita que le salvó la vida en Afganistán

Cumplió con la promesa que le hizo.

Byung Kang es un veterano de 31 años del Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos y junto a una perra militar llamada Blue, sirvieron en más de 300 misiones de combate durante un despliegue en Afganistán del 2011 al 2012, donde la can salvó la vida del joven y de su grupo en un sinnúmero de ocasiones, ya que ella era excelente detectando bombas y artefactos explosivos improvisados.






En una entrevista con el medio Today, Byung comentó que todo su grupo respetaba mucho a la perrita y desde el inicio sintieron mucha gratitud hacia ella porque su trabajo era impecable y eso les salvó sus vidas en muchas ocasiones. Por esto, durante una noche en Afganistán, el marine decidió hacerle una importante promesa a Blue: 

“Le dije: ‘Lo que has hecho por mí y mis muchachos aquí en Afganistán, no podemos devolverlo. Así que te voy a dar un buen hogar donde puedas acurrucarte todo el día, sin preocuparte por ir a la guerra y encontrar bombas’ “.






Un tiempo después de la promesa, Blue fue reasignada con otro grupo de marines y aunque Byung no sabía exactamente dónde estaba la perrita, él nunca se olvidó de su promesa e incluso le comentó a su esposa Wendy, que cuando Blue se retire del servicio militar, él la adoptaría. 

Posteriormente, Wendy Kang quien también es una marine veterana, utilizó sus conexiones para poder encontrar a Blue y facilitar el proceso de adopción y en una entrevista con el medio Today comentó: “hice todo lo que estaba en mi poder para asegurarme que podamos llevar a Blue a casa. Ya que después de tantas historias que escuché, estoy segura que Blue es una de las razones por las que Byung está aquí conmigo y que está vivo”. 





 

Por fortuna, las compañeras de Wendy pudieron ayudarlos en el proceso de adopción y en noviembre de 2018 la recibieron en su hogar en Georgia, donde la perrita disfruta de su retiro con la compañía de Byung, su esposa, los dos hijos de la pareja y también de los otros cinco perros y dos gatos que viven con ellos, siendo parte de una gran familia.