Skip to content

Crean guantes biodegradables para evitar toneladas de plásticos desechados diariamente

Estos productos se están convirtiendo en una gran alternativa que tiene un menor impacto para el medio ambiente.

Patty Maganis es la creadora de “Eco Gloves” unos guantes ecológicos diseñados para poder tener una barrera limpia entre el usuario y las cosas externas que toque, para proteger las manos de diversas actividades comunes como comer, cargar combustible en los vehículos, recoger los excrementos de las mascotas o hacer las compras, pero con la diferenciación de que son guantes biodegradables.





 

Según explican en el sitio web, los guantes de Eco Gloves poseen una tecnología avanzada de biopolímeros y son compostables. Además, cuentan con las certificaciones ASTM D6400 y EN13432, alcanzando los más altos estándares para su fabricación. 

Adicionalmente, los guantes de Eco Gloves están elaborados con materiales 100% compostables a base de plantas y cuando presentan el entorno adecuado, se pueden desintegrar en 3 meses y después de 6 meses se biodegradan en su totalidad.





 

Por otra parte, los Eco Gloves están fabricados por fuentes renovables que crecen todos los años como la caña de azúcar o la soya, y de esta manera pueden reemplazar a los guantes tradicionales que se elaboran con combustibles fósiles. Además, en el proceso de producción de estos guantes se generan menos emisiones de carbono que aquellos de látex, nitrilo o plástico tradicional que pueden permanecer en los vertederos por más de 1000 años. 

Adicionalmente, Patty también se preocupó que el empaque de los guantes sea amigable con el ambiente y desarrollaron un embalaje muy pequeño que cabe perfectamente en un bolsillo y al desecharse también se puede compostar. 





 

De esta manera, Patty y su equipo de investigación y desarrollo, elaboraron un producto pionero en polímeros avanzados basados en plantas que puede tener un impacto muy positivo para el medio ambiente al utilizar una alternativa menos dañina a los guantes tradicionales y que puede degradarse, de tal forma que los usuarios puedan seguir protegiendo sus manos de gérmenes pero de una manera más sostenible.