Skip to content

Crean increíble robot que recoge pequeños residuos plásticos para limpiar las playas

Tiene un sistema innovador que recoge desechos plásticos de hasta 1 cm2.

Poralu Marine es una empresa canadiense especializada en la creación de innovadoras soluciones ecológicas para ayudar a proteger el medio ambiente a través de servicios integrales y productos como BeBot, un robot fabricado para la limpieza y restauración de las costas.





 

Este increíble robot limpiador de playas funciona con energía solar y cuenta con un sistema que primero recolecta los residuos plásticos y después tamiza mecánicamente la arena, dejando sólo los desechos, sin dañar el medio ambiente local. Además, el diseño del BeBot ayuda a la preservación de la biodiversidad, ya que su tecnología permite evitar la comprensión de los huevos de tortuga y de otros animales. 

Adicionalmente, BeBot cuenta con otras ventajas ya que opera en profundidades de hasta 10 cm y colecta residuos de plásticos de hasta 1 cm2 como colillas de cigarros, tapas de botellas, envoltorios de comida y fragmentos pequeños de plástico que por lo general son difíciles de ver y se mantienen escondidos bajo la arena.





 

El robot BeBot ha sido implementado por la organización benéfica 4ocean y ya han empezado a limpiar con éxito las playas de Florida del Sur. Además, la organización reportó que el robot puede limpiar superficies de playa de hasta 3.000 m2/ hora , dependiendo de la topografía, lo que equivale a unas 7 canchas profesionales de baloncesto.

Por otra parte, este increíble robot facilita y agiliza la limpieza de las playas, puesto que su capacidad por hora es equivalente al ritmo que limpiaría un grupo de 20 personas, si es que trabajaran las 24 horas.





 

El cofundador de 4ocean, Alex Schultze mencionó en un video explicativo que la operación del BeBot está revolucionando la limpieza de playas. “Siempre estamos buscando tecnología innovadora para mejorar nuestras capacidades de limpieza. Con el lanzamiento de BeBot, podemos trabajar de manera más inteligente y sostenible mientras recuperamos el plástico que ya ha accedido al océano y evitamos que lleguen nuevos escombros”, agregó.

De esta manera, este fantástico robot automático se suma a los esfuerzos por proteger los ecosistemas marinos y la empresa Poralu Marine está desarrollando un programa para llevar su tecnología a las playas de Hawaii y eventualmente aspiran a que sean adquiridos por más organizaciones benéficas y gubernamentales para trabajar en conjunto en pro de la protección medioambiental.