Skip to content

En Turquía regalan tejas-nido a sus ciudadanos para que las aves tengan refugios en la ciudad

Desean implementar tejas especiales para dar refugio a las aves nativas y migratorias. 

El avance de la urbanización y la deforestación, ha afectado de manera crítica la preservación de los ecosistemas y de las especies que viven ahí, que cada vez se enfrentan a más dificultades por conseguir agua, alimentos y refugios para realizar actividades vitales como la anidación, descanso, entre otros.

Ante esto, algunas organizaciones sin fines de lucro a favor de la protección de la naturaleza y diversos organismos públicos y privados, han implementado medidas para tratar de ayudar a las especies cuyos hábitats están en peligro, con innovadoras ideas como: la creación de tejas-nido para ayudar a que las aves tengan refugios dentro de las zonas urbanas.






Este proyecto inició en Países Bajos y la idea también ha sido implementada en Turquía, ya que en este país, como en prácticamente todo el mundo, cada vez más personas se mudan a las ciudades, lo cual genera mayor devastación de bosques y otros ecosistemas, para poder urbanizar áreas nuevas. Desafortunadamente, las aves son algunas de las especies más afectadas por esta tendencia ya que al tener un comportamiento migratorio, diversas aves que se trasladan entre Europa, Asia y África, pasan por el territorio de Turquía y se detienen ahí para descansar y anidar.

De esta manera, las tejas especiales para dar refugio a las aves pueden tener un importante impacto para las especies, así que las autoridades decidieron implementar las tejas-nido del diseño original del creador de Países Bajos y se hicieron algunas modificaciones tomando en cuenta las condiciones locales para colocarlas en varias zonas residenciales y así observar el comportamiento de las aves.





 

La producción de las tejas inició en una fábrica de Çorum, al norte de Turquía y se está promoviendo el reemplazo de las tejas rotas de las viviendas, por las tejas especiales con refugios para aves, para de manera conjunta ayudar a las especies nativas y migratorias. 

Por otra parte, esta iniciativa ha tenido buena aceptación por los ciudadanos, ya que las casas para aves están relacionadas con la historia de Turquía, puesto que durante el Imperio Otomano se construían palacios en miniatura para los pájaros que además de brindar refugio para estos animales, también se creía que otorgaban buenas obras para las personas que las construyeran.






Al respecto, el Director Regional de Protección Nacional y Parques Nacionales, Mahmut Temel, mencionó: “Observaremos la situación de las aves que los usan. En el próximo período, tendremos producción en masa y la distribuiremos gratuitamente a nuestra gente. Por lo tanto, realizaremos una aplicación más moderna y práctica de la tradición de construir una casa para pájaros alrededor de las casas de la cultura Seljuk y Otomana”.

Sin duda una gran iniciativa que puede aplicarse en otras partes urbanas del mundo, para ayudar a la preservación de las aves.