Skip to content

Joven inventa una incubadora que no requiere de electricidad para ayudar a familias en áreas remotas

Con su idea desea ayudar a 1 millón de bebés prematuros.

Acorde a las estadísticas nacionales de India en este país nacen 27 millones de bebés cada año, de los cuales 3.6 millones nacen prematuros y más de 300.000 de ellos mueren cada año debido a diversas complicaciones. Ante esta realidad, una estudiante de secundaria originaria de la India y radicada en Estados Unidos llamada Nishi Dharia, decidió crear una incubadora reutilizable que funciona sin electricidad para poder ayudar a los bebés prematuros.

A pesar de su juventud, Nishi se dio cuenta que las cifras de muertes de bebés prematuros en India, así como en otras partes del mundo, son alarmantes, especialmente en zonas rurales donde sus habitantes tienen atención médica limitada e incluso en algunas ocasiones es inexistente, y sumado a las dificultades económicas que atraviesan consideró que una incubadora neonatal plegable y portátil podría ser una alternativa para poder ayudar a los bebés prematuros y sus familiares.





 

De esta manera, Nishi logró desarrollar su incubadora infantil la cual está compuesta por un material resistente al agua que funciona como un saco de dormir con bolsillos incorporados, los cuales tienen dos bolsas de material de cambio de fase que permite mantener calientes a los bebés recién nacidos. Además, la incubadora cuenta con una red para proteger a los bebés de los mosquitos, ya que en las zonas rurales de India existen muchos problemas de enfermedades transmitidas por estos insectos. 

La joven inició con este proyecto cuando se interesó por la medicina a los 13 años, así que se inscribió en la feria de ciencias de su escuela secundaria y ahí empezó a desarrollar una incubadora portátil para bebés prematuros y también analizó fuentes de calentamiento para poder mantener la temperatura adecuada por más tiempo. 





 

Finalmente, Nishi optó por utilizar dos bolsas de cera de parafina y una de ellas se coloca sobre el estómago del bebé, mientras que la otra va sobre la espalda. Para poder colocarlas, hay que calentarlas con agua caliente y colocarlo dentro de las bolsas, de esta manera el material de cambio de fase puede mantener una temperatura entre 32-35°C por casi cuatro horas. Después de este tiempo se pueden recargar las bolsas con tan sólo sumergirlas en agua hirviendo durante unos minutos.

“Presencié la pobreza y vi que muchas personas no tenían acceso a esas cosas. Todos merecen tener la misma atención médica”, comentó la joven quien actualmente vive en Milpitas, California en Estados Unidos. 






De esta manera, durante el año de la pandemia Nishi empezó a planificar cómo llevar su invento a las zonas rurales de India y decidió fundar una organización sin fines de lucro llamada ‘Impact Incubators’ con el propósito de obtener fondos para fabricar las incubadoras portátiles que funcionan sin electricidad y posteriormente distribuirlos de manera gratuita a las clínicas y centros de salud comunitarios de India.

Adicionalmente, la joven ha realizado conciertos virtuales y también diseñó una línea de ropa que vende a través de Etsy para poder recaudar fondos y en el verano del 2021 pudo donar 125 incubadoras a las familias y médicos de zonas rurales de su país natal, principalmente en los estados de Karnataka, Maharashtra y Gujarat. Aunque recién está empezando, la joven desea seguir con su proyecto y su objetivo es poder ayudar a 1 millón de bebés prematuros en la India.