Skip to content

EE.UU. se compromete a reducir las emisiones de efecto invernadero en un 50% para el 2030

El presidente Joe Biden instó a que otros mandatarios tomen medidas para mitigar el cambio climático.

En conmemoración al Día Internacional de la Madre Tierra celebrado el 22 de abril de 2021, la Casa Blanca emitió un comunicado oficial manifestando que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se compromete en reducir las emisiones de efecto invernadero generados en su país entre un 50-52% para el año 2030, en comparación con los niveles del 2005.






Esta nueva meta, sería el esfuerzo en pro del ambiente más ambicioso de Estados Unidos, ya que casi duplica las reducciones de gases a las que se comprometió el ex mandatario Barak Obama en el histórico acuerdo climático de París en el 2015, que aspiraba a una reducción de entre el 26 al 28% de las emisiones para el 2030, respecto al 2005.

Esta nueva meta del presidente Biden, se suma al compromiso de Estados Unidos de crear un sector de energía libre de emisiones de carbono para el año 2035 y la creación de una red con emisiones nulas para el 2050, como un esfuerzo colectivo para mitigar los efectos del cambio climático.






Por otra parte ,en el comunicado oficial de la Casa Blanca explicaron que “hay múltiples caminos para alcanzar estas metas, y el gobierno federal, estatal, local y tribal de Estados Unidos tiene muchas herramientas disponibles para trabajar con la sociedad civil y el sector privado para movilizar inversiones para alcanzar estas metas al mismo tiempo que se apoya la economía”.

Adicionalmente, el presidente Joe Biden manifestó que “esta es la década decisiva. Esta es la década en la que debemos tomar decisiones para evitar las peores consecuencias de la crisis climática”. Y agregó “este es un imperativo moral. Un imperativo económico. Un momento de peligro, pero también un momento de posibilidades extraordinarias”.






El compromiso del presidente Biden fue aplaudido por grupos ambientalistas de Estados Unidos y de diversas partes del mundo, ya que esta decisión marca un precedente para que otros mandatarios impulsen metas similares en pro del ambiente como lo hizo el gobierno de Reino Unido con su compromiso de reducir las emisiones de carbono en un 78% para el año 2035 o Canadá que aspira a reducir sus niveles de emisiones entre un 40-45% para el 2030.