Skip to content

Holandeses desarrollan tejas verdes que mejoran la eficiencia energética y aumenta la biodiversidad

El uso de estas tejas verdes ayuda a mejorar la calidad del aire, también retienen el agua de la lluvia y brindan aislamiento natural al interior de los domicilios y establecimientos.

Un grupo de holandeses desarrollaron una empresa llamada Groendak que se especializa en realizar todo tipo de cubiertas y fachadas verdes, además de dar asesoramiento para proporcionar techos verdes a clientes particulares, empresas, municipios e instituciones en Países Bajos, Bélgica y Alemania.





 

Además, según detallan en su sitio web comenzaron a trabajar produciendo los techos verdes con maleza desde 1991 ya que presenta muchos beneficios tanto para obras nuevas como para rehabilitaciones, también es fácil de instalar y sirve para contrarrestar las inundaciones, ya que el agua se almacena entre las plantas y el sustrato y después se liberan por evaporación.

“Las investigaciones han demostrado que un techo verde puede absorber aproximadamente el 50% del agua de la lluvia y devolverla a la atmósfera. Esto alivia significativamente el sistema de alcantarillado, reduciendo el riesgo de inundación y reduciendo la carga en el tratamiento de agua”, precisan en su sitio web.





 

Por otra parte, los techos verdes también sirven como buen aislamiento en las temporadas de verano e invierno, ya que “En un techo plano sin vegetación, la temperatura puede subir hasta los 70°C en verano, mientras que con las plantas permanecen alrededor de los 35°C porque se evaporan o ‘sudan’, ¡las plantas son como las personas!. Un techo verde reduce claramente la necesidad de aire acondicionado en verano y proporciona aislamiento en invierno. El aislamiento en invierno depende del grado de humedad de las diferentes capas”, agregan. 

De esta manera, al instalar los techos verdes se puede tener importantes ahorros de energía, ya que en el verano se utilizaría menos el aire acondicionado, mientras que en el invierno disminuye la necesidad de usar calefacción. 





 

Además, los techos verdes son una excelente alternativa para tener más espacios verdes en las ciudades: “se ve hermoso con flores, aromas y colores y mejora la biodiversidad. Un techo verde puede contribuir a aumentar la diversidad de especies de plantas y animales y proporciona espacio para especies raras de insectos. Un techo verde de sedum es un suministro de alimento para insectos beneficiosos. El sedum es una planta de maternidad para abejas y mariposas ya que proporciona néctar y polen”.

Finalmente, otra de las ventajas importantes de los techos verdes de Groendak es que extienden la vida útil de los techos ya que duplican o incluso triplican la esperanza de vida del tejado. “La barrera de vegetación ayuda a proteger de los rayos UV, el viento y la lluvia protegiendo la membrana impermeable que se encuentra debajo y garantiza que la esperanza de vida de su tejado dure bien durante décadas”.