Skip to content

Mexicanos crean techos verdes que refrescan los ambientes hasta 15 grados

Esta alternativa permite disminuir los costos de energía de los hogares en climas cálidos.

Aunque en muchas partes del mundo se han desarrollado diversas empresas que realizan techos verdes, también conocidos como azoteas verdes, normalmente los costos para implementar estos sistemas sustentables, pueden llegar a ser muy elevados. Sin embargo, un grupo de especialistas mexicanos de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH) desarrolló una alternativa eficiente y accesible para que más personas implementen techos verdes en sus casas.






Para esto, los especialistas de la UNACH trabajaron durante 12 años en una investigación y finalmente desarrollaron DOMOTEJ, un sistema de techo verde que tiene la capacidad de refrescar las viviendas hasta 15 grados centígrados, lo cual lo hace perfecto para lugares con climas tropicales y además para su implementación, los usuarios lo pueden hacer por su propia cuenta, ya que no requiere de mano de obra especializada.

Adicionalmente, los techos verdes del sistema de DOMOTEJ tienen muchos beneficios importantes para los usuarios como ayudar a reducir la contaminación ambiental, ayudar a regular la temperatura y aumentar la humedad del ambiente, funcionar como aislantes térmicos, que permiten el ahorro de energía, disminuir costos de mantenimiento de los techos y disminuir la velocidad de la caída del agua durante las épocas de lluvia.






Al respecto, Gabriel Castañeda, docente e investigador de la Universidad Autónoma de Chiapas precisó en una entrevista que los techos verdes son un sistema muy utilizado para la protección del medio ambiente, ya que “ayudan a reducir la ganancia de calor en el interior de los espacios. En los climas cálidos, en los climas como el nuestro, requerimos reducir al máximo el consumo de energía que se utiliza para climatizar o mejorar el confort térmico de los espacios”. 

Además, el investigador mencionó que aunque muchas personas creen que los techos verdes no son viables porque temen que exista filtración de agua o penetración de las raíces y que dañen la estructura del techo, esto no ocurre cuando se implementa un sistema adecuado como el de DOMOTEJ que se elabora con materiales locales y reciclados como botellas PET, bolsas de plástico y tierra. 






Por otra parte, Gabriel precisó que “lo que nosotros hicimos en la UNACH es contribuir con una adaptación específica que vaya orientada a la vivienda de interés social. Este sistema es fácilmente utilizable en las casas de interés social no sólo porque es fácil de hacer o porque cualquiera lo puede hacer, sino que además porque es muy económico, porque está hecho con tecnología nuestra, hecha aquí con materiales locales, sin necesidad de traer materiales del extranjero y eso favorece en la posibilidad económica de adquirirlos”.

Finalmente el investigador mencionó que la implementación de los techos verdes en las casas puede tener un aporte muy importante para ayudar a prevenir las inundaciones, ya que por ejemplo en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez (la capital del estado mexicano de Chiapas) se generan inundaciones de manera muy rápida “en parte porque se ha cubierto mucha superficie del suelo con la urbanización y como tenemos pendientes muy pronunciadas, se acelera muy rápido el escurrimiento del agua. Entonces los techos verdes contribuirían a reducir esa velocidad de escurrimiento”.