Skip to content

Al llegar la primavera, el jardín más grande y bello de Holanda estalla con millones de coloridos tulipanes

Disfruta la impresionante vista de uno de los jardínes más grandes y coloridos del mundo.

Cada año, cuando llega la primavera, uno de los jardines de flores más grandes del mundo abre sus puertas a los visitantes, permitiendo que millones de personas se empapen de su belleza. Con más de 32 hectáreas, Keukenhof es un jardín espectacular ubicado en el sur de Holanda. Cerca de 7 millones de bulbos se plantan aquí cada año, mostrando a los mejores productores de flores holandeses.






Los queridos tulipanes de Holanda están bien representados con más de 800 variedades en exhibición, pero también hay jacintos y narcisos, entre otras flores bulbosas, todas dispuestas en ríos nítidos y coloridos. Más de 100 proveedores reales participan anualmente, y cada uno trae sus mejores bulbos para ser plantados. Esto hace que Keukenhof no solo sea una impresionante oportunidad para tomar fotografías, sino también un sitio donde es posible descubrir la increíble industria de las flores en Holanda.

Si bien los tulipanes están estrechamente relacionados con los Países Bajos en la actualidad, en realidad se introdujeron en el país en el siglo XVI desde el Imperio Otomano. Su popularidad creció a lo largo del siglo XVII, cuando tuvo lugar la Edad de Oro h¿Holandesa. Durante este tiempo de extrema riqueza, los tulipanes fueron tan codiciados que en realidad se intercambiaron como moneda hasta que estalló la burbuja “Tulip Mania”.






La historia del Keukenhof también se remonta a cientos de años, cuando los terrenos se utilizaron para cultivar frutas y verduras para el personal de cocina de Jacqueline de Bavaria. De hecho, la palabra Keukenhof se traduce como “huerta”. Posteriormente se agregó un castillo en 1641 y, a mediados del siglo XIX, el paisaje fue diseñado para imitar un jardín inglés. La tradición de exhibir flores de primavera comenzó en 1949, cuando 20 de los productores de flores más importantes del país decidieron usar los terrenos para exhibir sus productos.

Ahora, desde mediados de marzo hasta mediados de mayo, los visitantes vienen de todo el mundo para admirar las coloridas flores en el Keukenhof. Como uno de los jardines más hermosos del mundo, el Keukenhof ayuda a mantener viva y en buena forma la orgullosa tradición de las flores holandesas.













Al llegar la primavera, el jardín más grande y bello de Holanda estalla con millones de coloridos tulipanes
¡Calificanos!

Comments

comments