Skip to content

Inglaterra deja crecer flores silvestres a lo largo de las calles para aumentar la biodiversidad

Las abejas son las principales beneficiadas con esta iniciativa.

Poco a poco, las flores reaparecen a lo largo de las carreteras en todo el territorio de Inglaterra. Esto se debe principalmente a que en los últimos años se está aumentando la prevención sobre la contribución beneficiosa de no cortar los espacios verdes que suelen mantener los municipios.

Esta iniciativa permite que se desarrolle la flora y la fauna, de esta manera se garantiza que se reforma la biodiversidad. El Reino Unido ha perdido alrededor del 97% de sus áreas, especialmente en los bordes de las carreteras, donde crecen las flores silvestres.





Además, es una buena manera de ahorrar dinero al reducir los costos de mantenimiento. En promedio, los municipios que toman esta iniciativa, ahorran $27,500 dólares.

Plantlife es la asociación que está detrás de este proyecto. Desde 2013, ha alentado a los ayuntamientos a tomar medidas para dar nueva vida a la naturaleza. Muchos alcaldes decidieron participar y ahora hay kilómetros de carreteras que están llenas de flores que hacen felices a los automovilistas, transeúntes y la naturaleza.





Uno de los objetivos de Plantlife es cambiar los paisajes urbanos y rurales dando a las flores el lugar que se merecen. De hecho, los espacios verdes del norte de Inglaterra están cobrando vida como nunca antes.

Rotherham es el mejor ejemplo de este logro increíble. La ciudad cuenta con 250,000 habitantes y las flores recorren 18 kilómetros de calles y carreteras. “Queremos que las flores puedan florecer para que los polinizadores como las abejas puedan cumplir su función normalmente, que las semillas maduren y caigan al suelo, en resumen, que el adorno floral se vuelva más hermoso de año en año”, comentó Sarah Allen, concejal de la ciudad.

Una increíble iniciativa que adorna las calles y beneficia a todos.