Skip to content

Neurocientífico demuestra cuánto influye la Luna en nuestras emociones

La frecuencia que emite la Luna afecta la frecuencia de la mente.

Desde la antigüedad, es sabido que la Luna influye en el comportamiento de los océanos y de las cosechas. Para algunos filósofos, este astro también tiene impacto para lograr una vida sana tanto física como mentalmente.

El Dr. Mark Filipi es autor del Método somático, en el cual explica que hay una conexión entre las fases de la Luna y cuatro neurotransmisores básicos:

  • Primera semana lunar: acetilcolina
  • Segunda semana lunar: serotonina
  • Tercera semana lunar: dopamina
  • Cuarta semana lunar: norepinefrina.





Las cuatro fases lunares han formado parte esencial del ritmo y medición de la naturaleza, lo que permite que se pueda dividir en cuatro grupos de información, descritos como cuatro cambios emocionales naturales: pasivo ascendente, activo ascendente, pasivo ascendente y activo descendente.

Filippi señala que la idea de que los ciclos emocionales se liguen con la Luna proviene de Gay Gaer Luce, escritora que planteó que existe un sondeo calendárico de los síntomas de las personas sanas.

Lo cual significa que la frecuencia que emana de la Luna afecta la frecuencia de la mente, lo que impacta directamente el control de nuestras emociones, sentimientos y deseos, y a su vez, el pensamiento y conducta de cada persona. Entonces la conexión entre nuestro cuerpo y el ciclo lunar se puede expresar de distintas maneras: alteración en la ovulación, menstruación, retención de líquidos, e incluso problemas cardiovasculares.





Aunque las razones de esta influencia por parte de la Luna se desconocen específicamente, se supone que esto se debe a que el ser humano está compuesto en su mayoría de agua, que es la sangre, la cual lleva oxígeno, nutrientes y neurotransmisores a todo el cuerpo.

La influencia del la Luna puede dividirse según las cuatro fases lunares, y se puede interpretar de la siguiente manera:

Luna nueva / cuarto creciente – Acetilcolina

Esta es la primera semana del ciclo lunar, durante el cual nos volvemos más sensibles, ideales para las actividades en grupo y más receptivos a lo emocional. La principal característica de esta semana es que se cuenta con mucha energía pero poca concentración, debido a que la acetilcolina se asocia con la memoria y el aprendizaje, se considera que la Luna nueva es ideal para iniciar nuevos proyectos, sembrar plantas, ideas y plantearse nuevos propósitos.





Cuarto creciente / Luna llena – Serotonina

Durante la segunda semana del ciclo lunar, posee mucha energía, concentración mental y creatividad. En estos momentos se recomienda encontrar un espacio solitario para aprovechar los momentos de lucidez que causa la serotonina.

Luna llena / cuarto menguante – Depomina

Esta es una semana de distracción y diversión, ideal para incluir las actividades sociales y ecológicas. La dopamina está asociada con las experiencias y estímulos que producen placer, recompensa y excitación.

Cuarto menguante / Luna nueva – Noradrenalina

La última semana del ciclo lunar es caracterizado porque hay mucho análisis y poca inspiración, pues se trata de una fase en la que buscamos protegernos porque nos sentimos frágiles.



¡Calificanos!

Comments

comments