Skip to content

Panamá crea una de las reservas marinas más grandes del mundo

La reserva abarca un área casi idéntica a la totalidad del territorio continental del país.

En los últimos años, Panamá se ha convertido en uno de los países con mayor enfoque de conservación ambiental en América Latina, en especial por las medidas establecidas por la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON), que busca hacer que sus áreas naturales protegidas, sean una prioridad en la agenda del país centroamericano.






Uno de los esfuerzos más importantes que se están estableciendo para cumplir con los acuerdos internacionales que se comprometió Panamá hace 13 años, ha sido la creación de una nueva reserva marina, ubicada en la Cordillera de Coiba, que abarca un espacio casi igual al territorio continental de Panamá.

A pesar de que la nueva reserva marina, es un espacio donde abundan grandes recursos pesqueros, el gobierno de Panamá ha priorizado la conservación de la diversidad marina sobre el crecimiento de la industria pesquera en este espacio, para poder cumplir con las metas acordadas en el Convenio sobre la Diversidad Biológica de la Organización de Naciones Unidas, que también fue firmado por otros 196 países.






Panamá anunció la creación de la nueva reserva el 8 de junio de 2021 para ayudar a proteger sus ecosistemas costeros y marítimos, destinando más de 67.000 kilómetros cuadrados a un santuario de la biosfera, para salvaguardar uno de los espacios marítimos con mayor biodiversidad del continente americano.

La nueva reserva llamada Área de Recursos Manejados Cordillera de Coiba (ARMCC), ubicada en el Océano Pacífico, abarca una superficie casi igual al del país entero, que es de 75.517 kilómetros cuadrados y de esta manera, Panamá se convirtió en el segundo país latinoamericano, después de Chile, en proteger el 30% de su jurisdicción marina.






La medida fue aplaudida por diversas organizaciones y el STRI manifestó en una declaración pública que con la expansión del área de Coiba “se protegerá una serie de cadenas montañosas submarinas que albergan especies exclusivas de estas profundidades, y que aún son desconocidas para la ciencia por la gran dificultad para estudiarlas”. Por otra parte, mencionaron que la nueva reserva también ayudará a la preservación de los espacios donde circulan especies marinas migratorias, favoreciendo así a la biodiversidad marina en general.