Skip to content

Pareja india compra terreno cerca de una reserva de tigres y deja que el bosque vuelva a crecer

Estos amantes de la naturaleza crearon un espacio seguro para los animales salvajes en medio de una zona árida. 

Donde hay personas que dañan y degradan la naturaleza, hay otros que se entregan en cuerpo y alma para protegerla. Hace veinte años, Aditya Singh dejó su trabajo en el servicio civil indio y su casa bien equipada en Nueva Delhi. Con su esposa, se establecieron en un rincón de la región de Rajasthan, junto a la famosa reserva de tigres de Ranthambore en 1998.

Aditya era empleado del servicio público, pero decidió dejar todo para seguir lo que su corazón le decía hace más de 20 años. Amante de la naturaleza, dejó la capital para establecerse en una zona forestal con su amada esposa Poonam Singh con quien comparte la misma pasión por la naturaleza.





Abrieron un complejo turístico para ganarse la vida, pero su amor por la naturaleza los distingue de muchos otros operadores de sitios turísticos. Su deseo era tener acceso a lugares que habían sido deforestados. Poco a poco comenzaron a comprar terrenos adyacentes, a las afueras de los límites de la reserva de tigres de Ranthambore.

“La región se llama Bhadlav. Primero fui a esta región poco después de establecerme en Ranthambore con un cineasta de la BBC. Esta área cerca de la reserva de Ranthambore ha sido visitada por depredadores como los tigres que vinieron a buscar a sus presas. Como resultado, los agricultores vendieron sus tierras”, explica Aditya.





Su esposa Poonam, artista de profesión, recuerda las circunstancias que los llevaron a comprar la tierra durante una visita a la reserva de Rathambore: “Mi primera observación fue una tigresa con tres tigres en una colina. Era mágico. Al final del viaje, solo le pregunté si podíamos mudarnos a Ranthambore. Él también lo quería, y en unos meses nos mudamos. En cuanto a esta tierra, fue un sueño que vimos y nos dimos cuenta juntos de tener nuestra propia área silvestre”.

Hoy en día poseen unas 35 hectáreas de tierra en Bhadlav, y otras cinco hectáreas a unos cientos de metros de distancia y una franja de tierra que conecta las dos.

“Lo terminé de comprar y no hice nada al respecto, excepto eliminar las especies invasoras. Hemos permitido que la tierra se recupere y ahora, después de 20 años, se ha convertido en un exuberante parche verde que con frecuencia es visitado por todo tipo de animales, incluidos tigres, leopardos y jabalíes, en todo el año”, dijo Singh.





Desde una vista aérea se puede observar el increíble y frondoso terreno verde comparado con la tierra árida en la reserva de tigres de Ranthambore. También se pueden observar los pozos de agua que crearon en su propiedad para asegurarse de que los animales salvajes obtengan el preciado líquido incluso durante los veranos.

Gracias a que esta pareja compró el terreno ha permitido que los animales tengan un ambiente favorable. “Los animales entienden que en este parche de bosque pueden obtener presas, agua y refugio seguro sin ninguna molestia”, comentó Singh.

La pareja busca comprar más tierras adyacentes para seguir creciendo su bosque y así inspirar a más personas en la región para que hagan lo mismo y la naturaleza comience a recuperarse poco a poco. Sin duda, Aditya y Poonam Singh son un ejemplo de héroes anónimos que hacen de este mundo, un lugar mejor.