Skip to content

Los increíbles beneficios que tiene la sandía en el cuerpo

beneficios sandía

Beneficios de la sandía

No hay mejor fruta que la sandía para acompañar una calurosa tarde de verano. Su delicioso sabor y extrema frescura son perfectos para preparar distintos snacks o incluso hacer una rehidratante agua de sandía. Estamos seguros que ya has probado el delicioso sabor de esta fruta, ¿pero conoces los diferentes beneficios de la sandía?

La sandía (Citrullus Lanatus por su nombre científico), también conocida como melón de agua, patilla o síndria, es una fruta que tiene como principal característica el ser un 90% agua, sin embargo también es un fruto lleno de vitaminas y con muy pocas calorías, lo que la hace parte perfecta de una dieta saludable.





Origen de la sandía

La planta de sandía se originó en el desierto de Kalahari, en el continente Africano, donde aún crece de forma silvestre, pero las primeras evidencias de su cultivo se encontraron en Egipto, a las orillas del río Nilo.

Fue cuestión de tiempo para que el cultivo de la sandía llegara a Europa, y de ahí se esparciera por todos los continentes del mundo, desde América hasta Asia. Actualmente México es el mayor exportador de sandías en el mundo, aunque el principal productor de esta es China, con el 60% de toda la producción de sandía mundial.

También te puede interesar: Beneficios de la semilla de chia.

Propiedades y características de la sandía

La sandía es un fruto reconocido alrededor del mundo, su gran tamaño y pulpa de intenso color rojo la hacen inconfundible. Esta fruta es un alimento extremadamente refrescante, ya que está conformado en un 90% por lo que aporta muy pocas calorías a nuestro cuerpo.

Este fruto puede tener un diámetro de hasta 30 cm y pesar más de 20 kg. Aunque su forma es principalmente redondeada, existen también ovaladas, cilíndricas con extremos chatos y gracias a las técnicas de cultivo japonesas, cuadradas.

planta de sandía





Su corteza es dura y lisa, de 2-4 cm de grosor, y varía entre colores verdes y amarillos. Su pulpa se caracteriza por su sabor dulce y su color que puede ser rojizo o amarillento. Dentro de la sandía podemos encontrar semillas de colores negro, marrón y blanco.

La sandía se consume principalmente de forma cruda partida en rodajas, aunque también se pueden realizar bebidas, dulces, y mermeladas con ella. Es una fuente importante de potasio y vitamina A, y ha sido utilizada desde hace mucho tiempo con fines medicinales en distintos países del mundo.

Beneficios de la sandía

Rehidratación

Todos sabemos  que es indispensable mantenernos hidratados, y que tomar agua es la mejor manera para hacerlo, pero la sandía, al ser un fruto compuesto por un alto porcentaje de agua (90%) puede ayudarnos a mantener nuestra hidratación en buenos niveles.

beneficios de la sandía

Prevención de cáncer

Diversos estudios han encontrado evidencia que el licopeno (caroteno que le da su color a la sandía) puede reducir el riesgo de padecer cáncer en el sistema digestivo, mientras que la cucurbitacina está siendo investigada por su habilidad para detener el crecimiento de los tumores.  También otros componentes que se encuentran en la sandía podrían tener efectos anti-cancerígenos.

Beneficios de la sandía para tu corazón

La sandía cuenta con distintos nutrientes que pueden mejorar la salud de nuestro corazón.

Según distintos estudios, el licopeno puede reducir el colesterol y la presión sanguínea, y también podría reducir la rigidez y grosor de las paredes arteriales.

En la sandía también podemos encontrar citrulina, un aminoácido que incrementa nuestros niveles de óxido nítrico, lo cual ayuda a nuestros vasos sanguíneos a expandirse y así bajar nuestra presión sanguínea.

Puede reducir la inflamación y el estrés oxidativo

La sandía es rica en antiinflamatorios y antioxidantes gracias al licopeno y la vitamina C que contiene.

La inflamación es causante de distintos padecimientos crónicos, mientras que el estrés oxidativo participa en el desarrollo de diversas enfermedades, como el Alzheimer, por lo que el consumo de alimentos como la sandía, pueden ayudarnos a reducir el riesgo que tenemos de sufrir estos padecimientos.

Cuida tu piel y cabello

En la sandía podemos encontrar vitamina A y C, elementos que son importantes para cuidar de nuestra piel y cabello.

La vitamina A ayuda a crear y reparar células de la piel, y sin ella nuestra piel puede verse seca y frágil.

La vitamina C ayuda a crear colágeno, el cual nos ayuda a mantener nuestra piel flexible y nuestro cabello fuerte.





BONUS

¿Cómo saber si una sandía está buena?

Cuando compramos una sandía, tenemos que asegurarnos que esté buena, ya que si escogemos mal, terminaremos con una gran cantidad de sandía desperdiciada. Para saber cuál sandía está buena puedes seguir los siguientes pasos:

  • Busca una mancha amarilla: Esta mancha es una señal que la sandía ha sido dejada en el suelo para que madurara con el sol.
  • Siente su peso: Si la sandía que eliges pesa más de lo que aparenta, estás de suerte, ya que entre más pese, más azúcar y sabor tendrá.
  • Golpéala con tus nudillos: Dale unos suaves golpes a la sandía con tus nudillos y presta atención a el sonido. Entre más seco sea el ruido, la sandía será de mejor calidad.

¡Ahora ya sabes cómo escoger a la sandía perfecta para refrescar cualquier día!



[kkstarratings]