Skip to content

Cosas que haces mal en el supermercado sin darte cuenta y te ponen en riesgo de contagiarte

Todo esto tenemos que pensar cada vez que vayamos a hacer la compra durante la crisis del coronavirus. 

Debido a la pandemia que se vive en todo el mundo, debemos extremar precauciones cuando salimos de casa, no solo para evitar contagiarnos, sobre todo para evitar contagiar a los demás.

Actividades tan cotidianas como hacer la compra en el supermercado implican una serie de prácticas de las que no somos conscientes que perjudican y pueden poner en riesgo nuestra salud y la de las personas que nos rodean.

La farmacéutica y experta en seguridad alimentaria, Gemma del Caño, analizó los errores que la gente comete al ir a hacer la compra en esta época. Del Caño señala que entiende que es “porque no lo tenemos interiorizado y no somos conscientes”, pero advierte sobre la importancia de reflexionar acerca de estas pequeñas acciones que la gente realiza cada vez que va al supermercado.

De acuerdo con la experta, nuestro mayor miedo no debe ser contagiarnos sino que nosotros contagiemos, debido a que podemos ser contagiados asintomáticos. Es por eso que ella señala los errores que cometemos cuando vamos al super y brinda recomendaciones sobre los cuidados que debemos tener.





1. No tocarse la cara.

Esta es la recomendación más importante de todas y la que debemos tener siempre presente cuando salimos de casa. El COVID-19 se transmite principalmente a través de las gotas respiratorias que se propagan cuando una persona infectada tose, estornuda o exhala.

Estas gotas caen sobre los objetos y superficies que están alrededor de la persona, por lo que otras personas que toquen estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca pueden llegar a contraer la enfermedad. Es por eso que durante todo el tiempo de estar en el supermercado debemos evitar tener contacto con nuestro rostro, y cuando lleguemos a casa hay que lavarse las manos con agua y jabón.

2. Hablar por el celular

Mientras hacemos la compra es normal tener nuestro teléfono móvil a la mano para hacer alguna llamada, pero Del Caño explica que es importante saber que es uno de los focos de transmisión.

Al momento de tocar nuestro celular con los guantes, estos quedan contaminados y su uso se vuelve inutil. Lo mismo sucede cuando nos quitamos la mascarilla de manera incorrecta para hablar por teléfono.

La farmacéutica nos recuerda que no podemos tocar la mascarilla por la zona central, sino que hay que removerla por las ligas y taparse la nariz y boca con ella cuando la llevamos. Si estamos hablando por teléfono cerca de los productos, es posible que gotículas que expulsamos propaguen el virus.





3. Tocarse la mascarilla.

A medida que se realizan más estudios, las mascarillas comienzan a ser más recomendadas por las autoridades sanitarias como medida de prevención para evitar la propagación del virus. De acuerdo con Del Caño, es posible salir de casa con alguna mascarilla casera o un pañuelo de tela, pero lo más importante es no olvidar el resto de las recomendaciones.

La mascarilla de tela no evita el contagio, pero es posible que ayude a reducirlo porque actúa como una barrera más. No obstante, hay que seguir manteniendo la distancia de al menos un metro y medio con otras personas, también es importante mantener una higiede de manos adecuada y ponerse y quitarse la mascarilla correctamente.

4. El problema de los guantes.

Del Caño señala que no es necesario llevarlos debido a que cuando manipulamos cualquier cosa con los guantes es como si fueran la piel de nuestras manos. Es recomendable que si en el supermercado hay guantes para manipular alimentos como frutas y verduras los utilicemos para evitar el contacto directo de nuestras manos con los alimentos.

5. Marcha atrás en el pasillo.

Otra de las malas prácticas que solemos llevar a cabo es retroceder en un pasillo porque se nos ha olvidado algún producto. Debemos estar conscientes que si paramos y volvemos hacia atrás es probable que choquemos con alguien e incumplamos la distancia recomendada.

6. No tocar excesivamente los productos.





En un pasillo lleno de productos es probable que examinemos el que más nos guste y nos convenga. Esto no significa que debemos estar tocándolos todos y hablando sobre ellos, existen muchos microorganismos que pueden contaminar los alimentos, incluyendo el virus del coronavirus.

7. La lista de compra.

Para evitar cualquier inconveniente, es recomendable planificar bien la compra haciendo una lista. Además, teniendo claros los productos que vamos a llevar hacemos más eficaz nuestra compra y así reducimos el tiempo de estar en el supermercado.

8. Carros y cestas.

Generalmente, los supermercados limpian de manera habitual las asas de las cestas y de los carritos de compra. Del Caño aconseja llevar nuestras bolsas de casa para hacer la compra en ellas. En caso de necesitar un carrito, la recomendación es meter las bolsas en el carro y en ellas los productos, ya que algunos estudios afirman que es uno de los lugares más contaminados del supermercado.

Muchos comercios ponen a disposición de los clientes gel desinfectante con el que puedes higienizar tus manos antes y después de usar las cestas y los carros.

9. Cuidado de las bolsas.

Lo más recomendable es llevar nuestras bolsas de casa, pero debemos lavarlas. Si son de tela o rafia, es posible limpiarlas en la lavadora y si llevan algún componente de plástico, pueden higienizarse a mano con agua y jabón.





10. La zona más crítica del supermercado.

Mantener la distancia es importante en todo momento hasta que lleguemos a casa. Este punto es importantísimo al momento de llegar a la zona de cajas, ya sea porque gente toma cestas que los clientes dejan ahí o bien porque se junta más de un comprador en la zona de embolsado.

Lo mejor es no depositar los productos en la cinta transportadora hasta que el anterior cliente abandone la zona de pago y evitar hablar durante ese proceso.

11. Sonríe, es gratis.

Debemos recordar que en esta crisis no estamos solos, todo el mundo está pasando por lo mismo y es fundamental tener empatía con las demás personas. Principalmente con los empleados de los supermercados, ellos se encuentran en primera línea frente al coronavirus, por lo que es importante que demostremos nuestro respeto y apoyo.

Mantener una actitud positiva y cordial con los demás puede hacer la diferencia para sobrellevar de la mejor manera esta pandemia.