Skip to content

Después de casi tres meses, Italia celebra el fin de su cuarentena por coronavirus

“¡El país vuelve a vivir!” Italia libera el movimiento entre sus regiones y abre fronteras con la UE.

El ministro Francisco Boccia gritó eufóricamente “¡El país vuelve a vivir!”, el día en que se puso fin a la cuarentena que duró casi tres meses. Italia decidió abrir las fronteras internar entre sus regiones y las externas con otros países europeos, a excepción de Austria que no permite la entrada a los italianos por temor al riesgo de contagio.

Cientos de miles de italianos se movilizaron en todo el país en autos, trenes, barcos y aviones al comenzar la Fase 3 que será completada entre el 15 y 20 de este mes con la apertura de cines, teatros y la reanudación de los campeonatos de fútbol.





El principal objetivo de la reapertura es salvar lo que queda de la temporada turística y comenzar a reparar el grave daño causado a esta industria que aporta el 13% de la riqueza nacional gracias a millones de turistas.

El gobierno italiano espera que las personas que veranean habitualmente fuera del país, cambien destino este año en favor de la enorme oferta turística en su propio país.

En todos los medios de información, estaciones ferroviarias, aéreas y de navegación se difunden mensajes alertando al público de mantener las medidas de seguridad, evitando los contactos humanos, lavándose las manos varias veces al día y utilizando mascarillas para proteger nariz y boca de manera obligatoria.





El pasado dos de junio se registraron 55 muertos en 24 horas, el dato más bajo, con una reducción de los infectados a 40 mil internados.

Los controles sanitarios están en estado de máxima alerta porque la estrategia es aislar de inmediato cualquier brote de coronavirus que se produzca.

Se espera que en los próximos días, la sensación de normalidad recuperada pondrá en movimiento a muchos turistas italianos hacia las playas y las montañas. Eventualmente, comenzarán a llegar muchos visitantes europeos.