Skip to content

Madre tiene marcas en toda la barriga y los doctores deciden hacer una ecografía

Esta mujer no esperaba la sorpresa que recibiría. 

Formar una familia es uno de los más grandes sueños de muchas parejas. A pesar de que no todos tenemos la misma fortuna de concebir un bebé de forma natural, hoy en  día existen muchos métodos médicos para lograr un embarazo saludable. 

Tras varios intentos de regalarle un hermanito a su pequeña Julieta, Guillermina y Fernando García decidieron someterse a uno de estos tratamientos en Estados Unidos. Según el diario Daily Mail. La pareja sabía que la posibilidad de que se concibiera más de un bebé era alta, por lo que ellos estaban dispuestos a recibir con amor a los 2 o 3 bebés que vinieran en camino. 





A medida de que fue pasando el tiempo y creciendo la barriga de Guillermina aparecieron manchas moradas, entonces decidieron ir al ginecólogo. 

Durante una consulta con el ginecólogo, el médico comenzó un ultrasonido y fue ahí cuando supieron que no era nada malo, sino era una gran noticia; no solo se había logrado concebir a un bebé, sino que dentro del vientre de Guillermina había cinco corazoncitos que latían con fuerza. 

La pareja no podía estar más feliz por la noticia, así que tomaron todas las medidas y cuidados necesarios para que el embarazo no corriera riesgos. Guillermina acudía de manera regular al médico y su embarazo era altamente supervisado. 





Tanto la pareja como los médicos querían mantener el embarazo el mayor tiempo posible para que los cinco pequeñines lograran desarrollarse lo mejor posible y no hubieran complicaciones durante el parto. 

Pero el destino tenía planes diferentes para la familia García. Con la panza llena de moretones y con mucha emoción, los bebés nacieron por cesárea en la semana 31 de gestación, es decir, tres semanas menos que lo que dura un embarazo normal, pero tres semanas más que un embarazo múltiple. 

Los 5 bebés nacieron en perfectas condiciones, pesando alrededor de 900 gramos y 1.4 kilos, gracias al gran equipo de médicos que asistieron el parto. 

“Parece como si estuviéramos soñando, es increíble que tengamos cinco”, declaró Fernando a una revista cuando nacieron los bebés. 





Durante una rueda de prensa, la médico responsable, Elizabeth O’Brien, confirmó que los bebés habían nacido con éxito y que “fue impresionante ver lo bien organizado que estaba el equipo”, pues en la sala había alrededor de 8 doctores, 12 enfermeros y 1 anestesista, quienes lograron mantener tranquila a Guillermina y a los bebés en todo momento. 

Tras dos días de haber dado a luz, Guillermina fue dada de alta del hospital. Sus pequeños: Fernando, Esmeralda, Fátima, Marisa y Jordan tuvieron que permanecer en el hospital por seis semanas para recibir los cuidados necesarios para su sano crecimiento. 

Sin duda la vida de la familia García ha dado un giro inesperado con la llegada de 5 pequeños integrantes, seguramente ahora todos estarán más ocupados de lo normal, hasta su hermana mayor, Julieta de 8 años. 





Felicidades a la nueva gran familia y sobretodo a Guillermina, quien siempre estuvo positiva y nunca se quejó durante su embarazo de quintillizos. 

Comparte su gran historia con todas las madres y celebremos ese gran regalo de ser madre. 

El amor de una madre es el combustible que hace que un ser humano logre lo imposible. ¿Qué harías si tuvieras quintillizos?