Skip to content

20 fotos que ilustran cómo se ve la verdadera envidia

Todos conocemos la envidia y estos ejemplos graciosos son perfectos para ilustrarla.

Generalmente, la sociedad condena la envidia. Pero, ¿y qué pasaría si este sentimiento aparentemente negativo resulta útil? Por ejemplo, la sonrisa que provoca ver la mueca de un niño que secretamente sueña con que el helado de alguien se caiga al asfalto sólo porque no pueden tenerlo. O el asombrado hocico de un perro que vio a su dueño abrazar a otra mascota. Si reconoces esas situaciones seguro te reirás bastante con las que estamos a punto de presentarte.

#1 ‘’Mi esposo organizó para nuestra hija una velada especial para jugar a The Legend of Zelda. Parece que sus hermanos están un poco celosos.





#2 ‘’Quería tomar una foto de nuestro cachorro, y mi gato celoso apareció en el fondo de la imagen’’.

#3 Parece que alguien también quiere su porción de abrazos.

#4 El preciso momento en que te das cuenta de que quieres lo que tu amigo tiene.

#5 Cuando debes despertate al amanecer, y tu amigo puede dormir hasta la hora del almuerzo.





#6 Cuando está prohibida la entrada a la cocina con perros, pero tienen tantas ganas de comerte esa deliciosa dona a lo lejos.

#7 ‘’Envidiaba a este sujeto y su genial foto colgada en el refrigerador de mi novia. Así que decidí recrearla’’.

#8 Hay momentos en los que quieres que el invierno llegue inmediatamente.





#9 Este perro envidiaba al bebé recién nacido, así que…

#10 Cuando alguien tomó el último pedazo de pizza y no fuiste tú.

#11 Parece que este perro se dio cuenta de que en algún momento de subida tomó el camino equivocado.

#12 El momento en el que realmente deseas que el vaso sea muy pequeño y el viento demasiado fuerte.





#13 ‘’Oye, humano, ¿y mi nariz que tiene de malo?

#14 Cuando los sentimientos finalmente estallan.

#15 Cuando te das cuenta de que debes convertirte en el centro de atención rápido.

#16 Cuando traes un almuerzo casero al trabajo.

#17 Una mirada puede decir más que mil palabras.





#18 Cuando decides tomarle una foto al perro, pero el gato no lo aprueba.

#19 Esta manguera nunca ha sido más atractiva.

#20 El momento en el que te das cuenta de que tendrías que haberte puesto otro vestido.